Los cereales son plantas gramíneas. Sus granos constituyen la base de nuestra alimentación desde hace siglos. Los cereales más utilizados en alimentación son el trigo, el arroz, el maíz, la cebada, la avena, el centeno y el mijo.

Los granos de los cereales se pueden consumir enteros, es decir, con todas sus partes, o bien, refinados, proceso en el cual el grano pierde alguna de sus partes. Cuando los cereales que consumimos contienen el grano entero hablamos de cereales integrales.


Este enlace se abrirá en una ventana nueva