Los primeros auxilios pueden prestarse sin ningún instrumental ni material específico, no obstante es conveniente disponer en el domicilio y en el coche de un botiquín con material que puede ser de utilidad para facilitar o completar los primeros auxilios.

Este botiquín debe contener sólo aquellos elementos que pueden ser utilizados por cualquier persona sin formación sanitaria.


  • Material de curas.

    • Gasas. Preferentemente de la medida 20 x 20 y en envases pequeños.
    • Vendas. Son adecuadas las de 5 y 10 cm.
    • Pinzas.
    • Tijeras. Es preferible que tengan la punta redondeada
    • Esparadrapo.
    • Tiritas.

  • Antisépticos y desinfectantes

    • Suero fisiológico para lavar las heridas.
    • Agua oxigenada o Povidona yodada para la desinfección de las heridas.
    • Jabón antiséptico para el lavado de las manos.

  • Fármacos (Es aconsejable que consulte con su médico si puede tomar estos fármacos. Recuerde que no deben tomarse medicamentos si presenta alergias a los mismos)
    • Analgésicos-antitérmicos. Los más usados son paracetamol, ibuprofeno y el acido acetilsalicílico. No administre el acido acetilsalicílico en niños menores de 12 años.
    • Antiinflamatorios tópicos.
    • Cremas anti-quemaduras. Útiles en quemaduras superficiales (primer grado)
    • Crema anti-picaduras.

  • Otros
    • Guantes de plástico.
    • Termómetro.
    • Jeringas y agujas.
    • Dispositivo barrera para el boca a boca.