La Dirección General de Salud Pública vigila de cerca 30 sustancias como posibles agentes carcinogénicos que pueden vehicularse a través del agua, los alimentos y el ambiente.


En el documento adjunto se resumen las actuaciones para la prevención, vigilancia y control de esta enfermedad en Castilla y León.