La seguridad alimentaria puede ser definida como el conjunto de actuaciones encaminadas a preservar que todas las etapas de la producción, transformación y distribución de alimentos, se desarrollen utilizando procedimientos que garanticen un nivel elevado de protección de la salud de la población.

Pero, ¿Quiénes son los actores de la seguridad alimentaria?. Por una parte los "operadores" (empresarios de las industrias y establecimientos alimentarios), responsables de que los alimentos puestos a disposición de los consumidores sean inocuos.

El segundo actor, que tiene como labor verificar el cumplimiento de la legislación por parte de las industrias y establecimientos alimentarios, es el "Control Oficial". Este papel es desarrollado por la Consejería de Sanidad a través de la Dirección General de Salud Pública.

La "comunidad científica" sería el tercer actor que cumple la importante tarea de evaluación de los riesgos, aplicando el conocimiento científico para la evaluación de la probabilidad de un efecto adverso para la salud de los peligros (físicos, químicos y biológicos) y de la gravedad del efecto de los mismos.

El último actor lo constituyen "los consumidores", que exigen su derecho básico a la inocuidad de los alimentos sin pagar más por esta seguridad alimentaria. Además el consumidor debe realizar prácticas higiénicas en su hogar y estar informados de los riesgos y como prevenirlos