La viruela de los monos, también llamada viruela del simio o símica (Monkeypox en inglés, MPX) es una enfermedad zoonótica viral poco frecuente, autolimitada y generalmente leve.

La transmisión entre personas es a través del contacto con el virus desde otra persona, animal portador o materiales contaminados por este virus, el cual entra a través de la piel dañada, la vía respiratoria o las mucosas. Se han documentado otras vías de transmisión, como la transmisión de madre a hijo. La transmisión entre parejas sexuales, debido al contacto íntimo, parece ser el probable modo de transmisión en los casos detectados en las últimas semanas.

El periodo de incubación oscila entre los 5 y 21 días.

Los casos graves son más frecuentes entre los niños, adultos jóvenes y personas inmunocomprometidas, y están relacionados con el grado de exposición al virus y la vulnerabilidad de la persona.

Los síntomas clásicos iniciales suelen ser: fiebre, cefalea, artralgias, linfadenopatías y astenia.

Ante la reciente alerta a nivel internacional sobre infección de viruela de los monos en España y otros países de Europa y del mundo, y de acuerdo con los procedimientos del Sistema de Alerta Precoz y Respuesta Rápida, se han puesto en marcha todos los mecanismos necesarios para garantizar una respuesta oportuna y coordinada.

El objetivo es garantizar la detección y el diagnóstico precoz de un caso de MPX con el fin de adoptar de manera inmediata las medidas de control adecuadas para evitar la aparición de casos secundarios.



ENLACES DE INTERÉS: