Vigilancia frente a mordeduras o agresiones de animales, con riesgo de rabiaVigilancia frente a mordeduras o agresiones de animales, con riesgo de rabia

Las agresiones por animales son frecuentes en nuestro medio, generando problemas sanitarios tanto médicos como veterinarios además de crear alarma entre los pacientes. La rabia aparece tras la mordedura de un animal, generalmente de un perro, portador del virus, presentándose como una encefalitis vírica aguda, casi siempre mortal.

Actualmente, España (excepto las ciudades de Ceuta y Melilla) y por tanto Castilla y León, están libre de rabia terrestre desde 1978 a excepción del caso de rabia importado de Marruecos y declarado en junio de 2013.

La proximidad con Marruecos, donde existe rabia en animales domésticos y salvajes, ha facilitado la aparición de varios casos en perros, procedentes de ese país, que han desarrollado la rabia en Francia. Esto, unido a los viajes cada vez más frecuentes a países endémicos, hace preciso el desarrollo de un protocolo de actuación ante una mordedura o agresión de riesgo.