Los riesgos derivados del amianto están producidos por la inhalación de las fibras de amianto, siendo las de menor tamaño las que alcanzan las vías aéreas inferiores. La longitud y configuración de las fibras (pequeño tamaño y forma larga y delgada) influye en su capacidad de penetración en las vías respiratorias, ya que pueden permanecer en suspensión en el aire durante mucho tiempo y por lo tanto poder ser respiradas.

El objetivo general del Plan de Actuaciones Sanitarias en personas con exposición laboral a amianto en Castilla y León es «proteger la salud de las personas que tienen o han tenido exposición laboral a amianto, residentes en la Comunidad Autónoma de Castilla y León».

Como novedad, se ha incluido como enfermedad profesional el cáncer de laringe, mediante el Real Decreto 1150/2015Este enlace se abrirá en una ventana nueva, de 18 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 1299/2006Este enlace se abrirá en una ventana nueva, de 10 de noviembre, por el que se aprueba el cuadro de enfermedades profesionales en el sistema de la Seguridad Social y se establecen criterios para su notificación.