El personal dedicado a realizar las operaciones de mantenimiento higiénico-sanitario de las instalaciones objeto del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, debe contar con la formación necesaria, destinada a proporcionar conocimientos sobre la biología y ecología de la bacteria, los mecanismos de prevención y control adecuados, así como del manejo de productos químicos y de los riesgos que conllevan, y su prevención.

La autorización, vigilancia y control de los cursos de formación del personal que realiza las operaciones señaladas se realiza desde la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, de conformidad con lo establecido en el artículo 13 del Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, en la Orden SCO/317/2003, de 7 de febrero, y en la Orden SAN/1079/2018, de 4 de octubreEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

Las ediciones de las actividades de formación con resultado favorable que se han celebrado en Castilla y León se pueden consultar en el siguiente documento: