La libertad sexual es un derecho fundamental de toda persona que está legalmente amparado, y por tanto el abuso o la agresión sexual constituyen un delito. El Código Penal establece distintos tipos: agresión sexual, abuso sexual y acoso sexual. Este tipo de agresiones produce un importante daño en la persona que las sufre que puede condicionar toda su vida por lo que ante esta situación se debe denunciar y buscar ayuda.

En el caso de agresiones o abusos debes ir a un centro sanitario de urgencia, sin lavarte para que te asistan y posteriormente denunciar el caso en la comisaría.

La Dirección General de la Mujer de la Junta de Castilla y León dispone de teléfono gratuito, las 24 horas del día, de atención e información a la mujer el


900 33 38 88.

¡¡Infórmate!!