Portada


Los hábitos alimentarios y la actividad física de la población constituyen factores determinantes de su estado de salud. Cabe destacar la estrechamente relacionada existente entre una alimentación no saludable y el sedentarismo con los factores de riegos de las enfermedades más prevalentes en nuestro entorno (cardiovasculares, obesidad, diabetes tipo 2, cáncer, HTA, hipercolesterolemia,...).


Para identificar los hábitos alimentarios y el estado nutricional de la población adulta de la Comunidad Autónoma de Castilla y León se realizó el estudio de alimentación y nutricional en Castilla y León, cuyo trabajo de campo tuvo lugar del 1 de abril al 31 de octubre de 2006.


A través de dicho estudio se pretende conseguir los siguientes objetivos específicos:

  1. Determinar la frecuencia de ingesta de alimentos.
  2. Determinar la ingesta cuantitativa de energía y nutrientes.
  3. Conocer la distribución del consumo de alimentos según distintas variables sociodemográficas y estilos de vida.
  4. Realizar una valoración antropométrica que complete la evaluación del estado nutricional.
  5. Determinar los parámetros bioquímicos relacionados más directamente con el estado nutricional.
  6. Identificar posibles grupos de riesgo nutricional.

El estudio ha contado con el esfuerzo y apoyo de un amplio número de personas. Destacar la cooperación de los encuestadores (profesionales sanitarios de las Zonas Básicas de Salud) y las personas seleccionadas aleatoriamente que accedieron a ser encuestadas y examinadas. Junto a ellos, un amplio número de profesionales sanitarios y no sanitarios han trabajado en diferentes actividades para que este estudio tuviera éxito. Reconocer igualmente la colaboración recibida de asesores externos a nuestra Administración.


La información aportada se estructura en diferentes temas que reflejan los métodos empleados en el estudio y, entre otros, los datos referidos a la frecuencia de consumo de alimentos, hábitos alimentarios, actividad física, aporte de energía y nutrientes, análisis antropométrico, evaluación bioquímica del estado nutricional, adhesión a la dieta mediterránea y las conclusiones pertinentes.