El Proceso Asistencial Integrado de Cuidados Paliativos se centra en la atención sistematizada de las múltiples necesidades que aparecen en los pacientes en situación de vulnerabilidad debida al desarrollo de una enfermedad incurable en fase avanzada y progresiva, sea ésta oncológica o no oncológica.

La atención paliativa se viene realizando por un grupo interdisciplinar de profesionales,  de diferentes ámbitos y niveles asistenciales: médicos, enfermeras, psicólogos y trabajadores sociales, con el objetivo de mejorar el bienestar y aliviar el sufrimiento de los pacientes con necesidad de cuidados paliativos al detectar y tratar de forma precoz las posibles complicaciones asociadas a su enfermedad basal, teniendo en cuenta la valoración integral de la persona y su familia durante el seguimiento de su enfermedad.


En preciso garantizar la asistencia y cubrir las necesidades del paciente/familia-cuidador con independencia de donde esté siendo atendido, bien en el domicilio o en el hospital. El papel de la Atención Primaria es fundamental para lograr una atención adecuada y para que el paciente permanezca en su domicilio mientras así lo desee, rodeado de los suyos y con una serie de cuidados básicos, de acuerdo siempre con sus valores y preferencias.


Imprescindible  para una prestación de cuidados de calidad, en el contexto de una  atención integral e integrada, es la coordinación entre los profesionales implicados en la atención de los diferentes niveles asistenciales que garantice la continuidad en los cuidados y la mejor calidad de vida posible.