¿Qué es la varicela?

Es una enfermedad exantemática típica de la edad infantil producida por el virus varicela zóster.

En general, es de carácter leve, pero puede producir complicaciones graves cuando se padece en los primeros meses de vida, durante la edad adulta y en personas con los problemas de salud.

¿Cómo y cuándo se contagia?

El virus de la varicela se transmite de persona a persona, por vía respiratoria o por contacto directo con el líquido de las ampollas o vesículas que se forman en la piel.


El período de contagio se inicia 1 ó 2 días antes de aparecer las vesículas y finaliza cuando estas se secan completamente y aparecen las costras.

¿Qué síntomas produce?

  • En primer lugar fiebre, sensación de cansancio y debilidad, después aparecen vesículas por todo el cuerpo y la cara. Estas ampollas pican y pueden dejar cicatrices si se revientan al rascarlas.

  • Al cabo de 3-4 días, estas vesículas se secan y forman una costra que posteriormente se cae.

Una vez que se ha pasado la varicela, el virus puede quedar oculto en el organismo y después de años reactivarse, ocasionando una erupción vesicular generalmente muy dolorosa denominada herpes zoster, que es más frecuente en adultos.

En niños sanos, la varicela es una enfermedad leve y el tratamiento se dirige a reducir el picor y el malestar.

¿Qué complicaciones pueden aparecer?

En general, los niños, en general, no suelen presentar complicaciones graves. Las más frecuentes son las infecciones de la piel por sobreinfección bacteriana de las vesículas.

En los adultos las complicaciones pueden ser más graves afectando con mayor frecuencia al aparato respiratorio (neumonía) y sistema nervioso (encefalitis, meningitis,...).

¿Cómo se previene?

La vacunación es la medida más eficaz para su prevención.

Por este motivo y siguiendo las recomendaciones aprobadas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la Consejería de Sanidad incluyó en 2016 la vacuna de la varicela en el calendario de vacunaciones de la infancia de Castilla y León para todos los niños a los 15 meses y 3 años, además de mantener la vacunación a los 12 años paa aquellos que no hayan pasado esta enfermedad y no hayan sido vacunados anteriormente. Además, la vacunación está recomendada en los adultos susceptibles, previa determinación de marcadores (Ig G) y en grupos de riesgoEste enlace se abrirá en una ventana nueva.

¿Dónde vacunarse?

En su Centro de vacunación habitual.

¿Es eficaz esta vacuna?

Si, aunque no de forma absoluta. La mayoría de las personas vacunadas no contraen la varicela, aunque en algunos casos pueden pasar la enfermedad de forma más leve. La eficacia de la vacunación es mayor con dos dosis

¿Tiene alguna contraindicación la vacuna?

Esta vacuna no debe administrarse en los siguientes casos:

  • Personas con alergia a la gelatina o a la neomicina.

  • En el caso de los niños con sistema inmunológico deprimido (debido a una enfermedad tal como cáncer o infección de VIH, o que siguen tratamiento con esteroides), se debe realizar una evaluación médica antes de administrar esta vacuna.

  • Si ha recibido recientemente una transfusión o algún producto sanguíneo tendrá que esperar varios meses antes de recibir la vacuna.

  • En caso de sufrir una enfermedad aguda moderada o severa deberá posponer su administración hasta que se haya recuperado.

  • La vacuna no se debe administrar en caso de estar embarazada.

¿Qué efectos secundarios tiene esta vacuna?

La vacuna de la varicela es bien tolerada. Los efectos secundarios son escasos y en general leves. Algunas personas pueden experimentar enrojecimiento o inflamación en el lugar de la inyección y a veces puede aparecer un sarpullido leve, entre una y tres semanas después de recibir la vacuna.


Pueden obtener más información en su centro de salud o en el Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social de su provincia.