En los últimos años se ha producido un gran incremento en el número de personas que viajan a países exóticos o tropicales, también ha aumentado la rapidez con que se realizan estos desplazamientos. Este considerable aumento en el volumen de viajeros internacionales, provoca que muchas personas estén en contacto con enfermedades infecciosas diferentes a las de su entorno habitual. Las enfermedades emergentes y reemergentes pueden suponer un importante riesgo para la salud.


Por ello el viajero debe conocer los riesgos a los que se enfrenta para adoptar las medidas preventivas adecuadas antes de iniciar el viaje, los cuidados generales durante el viaje y posibles problemas que puedan presentarse después del viaje.