La Junta de Castilla y León a través del Programa de Detección Precoz de Hipoacusia ofrece a todos los niños que nacen en nuestra región la posibilidad de conocer si tienen problemas de audición mediante la realización de una sencilla prueba.


¿Porqué es importante que se realice la prueba?

  • Saber si vuestro bebé tiene problemas de sordera es difícil. A veces parece que responde a sonidos, aunque su oido no funcione bien

  • La sordera en los recien nacidos no es muy frecuente, pero sus consecuencias son importantes. Un niño que no oye tiene grandes problemas para aprender a hablar y comunicarse, lo que afectará a toda su vidad posterior

  • Cuanto antes se sepa si vuestro hijo tiene pérdida de audición, antes se le podrá tratar y mejor será su desarrollo.

En los hospitales se realiza la prueba a todos los recién nacidos. Si vosotros no queréis que le hagan la prueba a vuestro hijo deberéis comunicarlo al médico.

Además, si vuestros familiares hay o ha habido alguna persona con sordera desde que era pequeño, no olvidéis decírselo al pediatra.

¿En qué consiste la prueba?

Se coloca una pequeña sonda en la oreja del niño mientras está dormido o tranquilo y de forma automática se registra si oye bien el sonido que llega a su oido.

¿Dónde y cuándo se realiza la prueba?

Hospitales públicos

  • La prueba debe hacerse antes de que el niño sea dado de alta en el hospital.

  • Si por algún motivo no se pudiera realizar, debereis contactar con Servicio de ORL del hospital y allí os informarán

Hospitales privados:

  • En la maternidad te informarán de lo que tienes que hacer para que a tu hijo se le realicen las pruebas de detección precoz de hipoacusia.

  • Es importante que la primera prueba se haga antes de los 15 días.

¿Cuáles pueden ser los resultados?

  • Si la prueba sale bien: vuestro bebé oye bien y se le pondrá un sello en el Documento de Salud Infantil (que se os dará en la Maternidad) para que su Pediatra sepa que se le ha realizado la prueba.

  • Si los resultados no son los esperados: No quiere decir que el niño tenga realmente una perdida de audición; simplemente indica que hay que hacer un estudio más a fondo y para ello se le repetirá la prueba antes de que cumpla el mes.

¿Cómo seguir vigilando la audición de vuestro hijo?

Aunque la prueba salga bien, pueden aparecer problemas de audición más tarde, por lo que es muy importante observar de vez en cuando a vuestro bebé (cuando esté tranquilo y en un ambiente sin demasiados ruidos) y contestar estas sencillas preguntas en función de la edad del niño. Si la respuesta es NO, consultad con el Pediatra.

  • De 0 a 3 meses :

    ¿Se sobresalta, parpadea, se detiene o se despierta ante un sonido fuerta e inesperado?

  • De 3 a 6 meses:

    ¿Dirige sus ojos hacia un sonido interesante, voz de la madre o sonajero?

  • De 6 a 12 meses:

    ¿Gira hacia mí cuando digo su nombre suavemente desde detrás?

  • De 12 a 15 meses:

    ¿Señala o mira objetos y personas familiares cuando se le nombran?

  • De 15 a 24 meses:

    ¿Comprende órdenes sencillas del tipo ¿dame...¿?

  • De 2 a 3 años:

    ¿Se le entienden las palabras que dice y contesta a preguntas sencillas?

Y SI POR CUALQUIER MOTIVO, TUVIERA DUDAS SOBRE LA AUDICIÓN DE SU HIJO, CONSULTE AL PEDIATRA.