En el caso de las recetas de papel dispensadas en Castilla y León, las cuantías que superen el límite de aportación mensual se devolverán de forma automática sin que el usuario tenga que realizar ningún tipo de solicitud. Cuando adquiera la medicación tendrá que abonar el porcentaje que corresponda a su código de aportación y, posteriormente, con una periodicidad trimestral, se le devolverá el importe que haya superado el límite mensual.

Con la receta electrónica, el límite de aportación se aplica inmediatamente, de forma que cuando se alcanza este límite el usuario no tiene que pagar más dinero.

Cuando retires productos con receta (tanto si es en papel como electrónica) en farmacias de otra Comunidad Autónoma, ten en cuenta que has de pedir y guardar el justificante de pago (ticket) y una copia de la receta u hoja de medicación. En este caso, la devolución no es automática y deberás cumplimentar la solicitud de reintegro de gastos y dirigirla a la Gerencia de Salud de Área (o de Asistencia Sanitaria) de tu provincia para hacer efectivo el reintegro. La solicitud estará disponible en los Centros de Salud, en las Gerencias de Salud de Área (o de Asistencia Sanitaria) y en la Gerencia Regional de Salud. También podrás descargarla en http://www.tramitacastillayleon.jcyl.esEste enlace se abrirá en una ventana nueva y en el portal de salud de la Consejería de SanidadEste enlace se abrirá en una ventana nueva.