Las infecciones respiratorias agudas (IRA) son las enfermedades más frecuentes en la población general. La OMS estima que una de cada tres consultas en medicina general y en pediatría es debida a estas enfermedades. Las IRA representan la primera causa de mortalidad por enfermedades transmisibles en el mundo por encima de la tuberculosis, el SIDA, las diarreas, la malaria o el sarampión.