Todo ensayo clínico debe estar justificado y orientado hacia un objetivo principal, correctamente definido y basado en una hipótesis previa plausible. El análisis de los requisitos metodológicos y éticos necesarios resulta imprescindible para  evaluar la eficacia y seguridad de cualquier intervención, ya sea preventiva, curativa o rehabilitadota.


El Comité Ético de Investigación Clínica  (CEIC) es el organismo independiente, constituido por profesionales sanitarios y miembros no sanitarios, encargado de velar por la protección de los derechos, seguridad y bienestar de los sujetos que participan en el ensayo, y de ofrecer garantía pública al respecto.