Día Mundial Del Sida #TransmiteRespeto

Cada año, el 1 de diciembre, el mundo conmemora el Día Mundial del Sida. Personas de todo el mundo se unen para mostrar su apoyo a las personas que viven con el VIH y recordar a quienes han muerto a causa de enfermedades con el sida.

Cada Día Mundial del Sida se centra en un tema específico, que este año será la solidaridad global, la responsabilidad compartida. El tema de este año se suma a una creciente lista de desafíos sobre los que el Día Mundial del Sida ha alertado a las personas en todo el mundo.

Fundado en 1988, el Día Mundial del Sida fue el primer día internacional de la salud mundial. Cada año, las agencias de las Naciones Unidas, los gobiernos y la sociedad Civil se unen para hacer campaña en torno a temas específicos relacionados con el VIH.


  • Las actividades de sensibilización se llevan a cabo con todo el mundo.
  • Muchas personas llevan cinta roja, símbolo universal de concienciación, apoyo y solidaridad con las personas que viven con el VIH.
  • Las personas que vive con el VIH hacen oír su voz sobre temas importantes en sus vidas.
  • Grupos de personas que viven con el VIH y otras muchas organizaciones de la sociedad civil que participan en la respuesta al sida se movilizan en apoyo de las comunidades a las que sirven y para recaudar fondos.
  • Los eventos destacan el estado actual de la epidemia.

El Día Mundial del Sida sigue siendo tan relevante hoy como siempre, recordando a las personas y gobiernos que el VIH no ha desaparecido. Sigue existiendo una necesidad crítica de aumentar la financiación para la respuesta al sida, aumentar la conciencia sobre el impacto del VIH en la vida de las personas, acabar con el estigma y la discriminación y mejorar la calidad de la vida de las personas que viven con el VIH.

En el año 2020, todos los ojos se han puesto sobre la pandemia de la COVID-19 y sobre cómo esta ha afectado a nuestra salud. Hemos corroborado de qué manera las pandemias hacen tambalear tanto nuestra existencia como nuestros medios de vida. La COVID-19 ha puesto sobre la mesa una vez más que la salud se interrelaciona directamente con otros problemas fundamentales, tales como la reducción de la desigualdad, los derechos humanos, la igualdad de género, la protección social y el crecimiento económico. Con todo esto en mente, el lema del Día Mundial del Sida este año es " Solidaridad mundial, responsabilidad compartida".

La COVID-19 nos ha demostrado que, en tiempos de pandemia, nadie está a salvo hasta que todos estamos a salvo. Dejar a alguien atrás no es una opción cuando lo que queremos es alcanzar el éxito. Para acabar con las pandemias del VIH y de la COVID-19, coincidiendo en el tiempo, es clave eliminar el estigma y discriminación, poner a las personas en el centro de la pandemia, basar nuestras respuestas en los derechos humanos y adoptar enfoques con perspectiva de género.

Información relacionada: