La vacunación es la manera más efectiva de prevención primaria de las enfermedades inmunoprevenibles. El ámbito laboral, a través de los servicios de prevención de riesgos laborales de las empresas, permite la vacunación de los trabajadores frente a los riesgos de sufrir enfermedades asociadas a determinadas actividades laborales. Además, el control de la vigilancia de la salud del trabajador, permite una mayor accesibilidad para poder actualizar el calendario de vacunación del adulto.