1.- Descubra Excel, complete una tabla

Descubra Excel y realice sus primeras manipulaciones: abrir y guardar un libro, introducir datos cambiarlos, etc.

 

2.- Realice sus primeros cálculos

Calcular es uno de los objetivos principales de una hoja de cálculo. Familiarícese con la introducción de fórmulas simples.

 

3.- Aplique una presentación a sus datos

Resalte la tabla creada presentando los datos de forma atractiva: símbolo monetario, color de caracteres, bordes, etc.


4.- Imprima, cree un libro

Lo primero que debe saber hacer en Excel es imprimir su trabajo y crear un nuevo libro.

 

5.- Vuélvase más eficaz

Antes de crear tablas más elaboradas debe manipular unos cuantos comandos fáciles de usar, a los que se suele recurrir con frecuencia: vista, copia, ancho de columna, referencia absoluta, inserción de filas, desplazamiento de celdas, introducción de una fecha automática, etc.

 

6.- Presente sus cifras en forma de gráfico

Ciertos datos ganan con ser representados gráficamente. Descubra todas las funciones de Excel que permiten crear y personalizar un gráfico.

 

7.- Utilice sus tablas de datos

Utilice las funciones de Excel que le permiten ordenar o filtrar los datos introducidos.

 

8.- Vaya progresando poco a poco

Antes de crear tablas más elaboradas debe manipular unos cuantos comandos fáciles de usar, a los que se suele recurrir con frecuencia.

 

9.- Cree tablas más complejas

Que se trate de la presentación o de los cálculos que desea realizar, muy pronto deseará sofisticar un poco sus tablas: introducir una tabla automática, ordenar datos, establecer una condición, etc.


10.- Imprima para comunicar

Por muy bonitas que sean, las tablas que se muestran en pantalla tienen por vocación la de ser impresas. Familiarícese con las funciones que le permitirán obtener impresiones de gran calidad.

 

11.- Mejore sus gráficos

Unos cuantos comandos para mejorar la presentación de sus gráficos.

 

12.- Amenice sus tablas

Nada de inprescindible ni de muy complicado en estos comandos vinculados a los objetos gráficos (dibujo, cuadros de texto, imágenes...). Justo lo necesario para amenizar datos casi siempre austeros.

 

13.- Descubra funciones insospechadas

Descubra nuevas funciones, en diferentes dominios, cuyo funcionamiento no tiene porque ser complicado: procesamiento de datos, vista, administración de libros, etc.