Fecha de publicación: 29/11/2010

  • Con motivo de la celebración del "Día mundial de sida" que, en esta ocasión, quiere concienciar sobre la importancia de la prueba del virus de inmunodeficiencia humana entre aquellas personas que hayan tenido prácticas de riesgo, la Consejería de Sanidad y el Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de la Comunidad firman un convenio para desarrollar un programa piloto que permita en dieciséis farmacias de Castilla y León ofrecer, con confidencialidad, un diagnóstico precoz
  • El nuevo Registro de infecciones por VIH en Castilla y León ha registrado 140 contagios en 2009



Bajo el lema de "Quiérete. Hazte la prueba. Usa el preservativo", el "Día mundial del sida" se celebra este año con la vocación de concienciar a la sociedad sobre la importancia de la promoción de la prueba del VIH entre las personas que hayan tenido prácticas de riesgo de contagio de esta enfermedad.


En España, la estimación sitúa entre 120.000 y 150.000 las personas infectadas por el virus de la inmunodeficiencia humana, de las cuales entorno a una cuarta parte desconoce esta condición, con lo que no sólo no se están beneficiando de los tratamientos existentes sino que podrían transmitir el VIH a sus parejas sexuales sin saberlo.


Los datos de 2009 indican que, de los casos de sida diagnosticados, prácticamente la mitad ya se encontraban en una situación de ser susceptibles de estar en tratamiento con antiretrovirales.


Conocer tempranamente un resultado positivo permite a los seropositivos beneficiarse del seguimiento médico; acceder a tratamientos eficaces que mejoran su calidad de vida y aumentan la supervivencia; y adoptar las medidas necesarias para evitar la transmisión de la infección a otras personas.


Coincidiendo con este "Día mundial del sida", la Juntay el Consejo de Colegios Profesionales de Farmacéuticos de Castilla y León ponen en marcha una iniciativa destinada a promover ese diagnostico precoz, mediante un cribado negativo del VIH en farmacias a través de test rápidos, con el que se pretende facilitar el conocimiento de una posible infección por VIH.


Para ello, el consejero de Sanidad, Francisco Javier Álvarez Guisasola y el presidente del CONCyL, Jesús Aguilar Santamaría, han hoy un convenio de colaboración entre las instituciones por ambos representadas, con el objetivo de iniciar un programa detección precoz del VIH, a través de la realización de un pilotaje en el que van a participar dieciséis oficinas de Farmacia de la Comunidad, acreditadas para tal fin por los colegios oficiales de farmacéuticos castellanos y leoneses.


Estas farmacias se encuentran repartidas en todas las provincias de la región: Ávila, una; Burgos, dos; León, tres, unas de ellas en Ponferrada; Palencia, una; Salamanca, tres; Segovia, una; Soria; una; Valladolid, tres; y Zamora, una.


Estos test rápidos de VIH detectan la presencia de anticuerpos y de antígenos del virus de la inmunodeficiencia humana a través de un pequeño pinchazo en el que se obtienen unas gotas de sangre a las que se ponen en contacto con una tira reactiva, determinándose el resultado en unos veinte minutos.


Si éste es negativo, la persona no está infectada por el VIH (cribado negativo) -siempre que haya transcurrido ese "período ventana" de tres meses"-; por el contrario, un resultado positivo indica que hay posibilidad de infección por VIH, siendo necesaria la confirmación a través de análisis más específicos.


En este caso, el profesional farmacéutico que asiste la realización del test rápido informará a la persona de la necesidad de realizarse una prueba de confirmación para lo que ha de acudir a su médico de Familia, le insistirá en la importancia de adoptar medidas preventivas (uso de preservativo, uso individual de jeringuillas, etc.) que eviten re-infecciones así como la transmisión del VIH a terceras personas y le recalcará las ventajas del diagnóstico y del tratamiento precoz.


El convenio alcanzado entre la Consejería de Sanidad y el Consejo castellano y leonés de farmacéuticos también refleja otros aspectos relevantes, además del desarrollo de estas pruebas rápidas, como son el de facilitar consejos preventivos, antes y después de efectuarse el test, sobre el VIH/sida y su contagio a las personas que se realizan estos análisis; facilitar el derivación a los centros sanitarios específicos (Atención Primaria), para la confirmación de los casos que hayan resultado positivos en los test; y facilitar la derivación a las ONGs y/o centros de aquellas personas que requieran apoyo social o psicológico.


Las pruebas se harán siempre respetando y facilitando la confidencialidad y el anonimato de las personas que puedan acceder a ellas -mayores de dieciséis años que, voluntariamente, quieran someterse a estas analíticas-, quienes han de manifestar por escrito su consentimiento informado.


REGISTRO DE NUEVAS INFECCIONES POR VIH EN CASTILLA Y LEÓN


La Junta de Castilla y León ha ultimado durante 2010la puesta en marcha delSistema de información de nuevas infecciones por VIH en Castilla y León, con el fin de disponer de la información específica sobre la incidencia y evolución de los nuevos diagnósticos de infección por VIH en la Comunidad.


Los objetivos fundamentales que la Consejería de Sanidad persigue con este registro son recoger todos los datos necesarios para el conocimiento y control de esta infección, lo que permite conocer los factores determinantes, definir estrategias de prevención y orientar la elaboración y la evaluación de los programas de lucha contra el VIH/sida, facilitando la planificación de los servicios sanitarios; disponer de datos suficientes para realizar estadísticas periódicas que contribuyan a la investigación científico-médica del VIH/sida; difundir información epidemiológica veraz y rigurosa; y medir la magnitud de este virus como problema de salud pública.


Con la creación del Registro autonómico de personas infectadas por el virus de inmunodeficiencia humanase consigue complementar el censo ya existente de casos de Sida, lo que permite tener una información epidemiológica más fiable ya que, con la introducción de las terapias antiretrovirales, el tiempo que tarda una persona seropositiva en desarrollar la enfermedad se ha prolongado, lo que supone que una reducción en el número de casos declarados de Sida no significa, necesariamente, un descenso en el número de nuevas infecciones por VIH.


Por tanto se logra, además de utilizar metodologías comparables a las que se usan en el resto de Europa y de cumplir con uno de los objetivos del Plan nacional multisectorial frente a la infección VIH y sida 2008-2010, que los sistemas de información epidemiológica sobre el VIH/sida se adapten a la evolución cambiante de la epidemia en la Comunidad y tengan la flexibilidad suficiente para responder a las necesidades que vayan surgiendo a lo largo del tiempo de la manera más eficaz posible.


En 2009, los datos recogidos por el Sistema de información de nuevas infecciones por VIH en Castilla y León concluyeron que, en la Comunidad, se registraron 140 nuevas infecciones por VIH -sin ser casos de sida- que se repartieron del siguiente modo por las distintas provincias de la región:


PROVINCIA

Nº de casos

Tasa por 1.000.000 habitantes

Porcentaje del total de CYL

Ávila

9

52,42

6,43%

Burgos

21

55,92

15 %

León

23

45,98

16,43 %

Palencia

8

46,16

5,71%

Salamanca

27

76,14

19,29%

Segovia

4

24,26

2,86%

Soria

8

84,12

5,71%

Valladolid

30

56,33

21,43%

Zamora

10

51,11

7,14%

Castilla y León

140

54,61

100%


La edad media de estos nuevos contagios es de 39,6 años y, diferenciando por sexos, el 82,86% son hombres y el restante 17,14%, mujeres; en cuanto a su nacionalidad, la población española es el 72,86% y el resto, de procedencia extranjera.


La tipología de los contagios se desgrana en 40,7% a través de relaciones sexuales entre heterosexuales; el 24,3%, en relaciones sexuales hombres con otros hombres; el 21,4% son usuarios de droga inyectada; y un 13,6% manifiestan desconocimiento sobre la forma de contagio.


EL SIDA EN CASTILLA Y LEÓN


La última actualización del Registro regional de sida a fecha 30 de junio de 2010, indica que  Castilla y León tiene 2.905 casos acumulados desde 1981, con una tasa de incidencia acumulada de 1.133,21 casos por millón de habitantes.


Registro de casos de sida

en Castilla y León

(datos a 30 de junio de 2010)

PROVINCIA

Número  de casos

Tasa             por cada millón de habitantes

Ávila

141

821,30

Burgos

456

1.214,18

León

451

901,70

Palencia

271

1.563,71

Salamanca

430

1.212,61

Segovia

96

582,33

Soria

73

767,60

Valladolid

776

1.457.07

Zamora

211

1.078,37

Castilla          y León

2.905

1.133,21


La declaración de nuevos casos de sida desde 2000 en Castilla y león ha sido la siguiente: año 2000, 157 casos nuevos; 2001, 93; 2002, 104; 2003, 108; 2004, 74; 2005, 70; 2006, 75; 2007, 75; 2008, 35; 2009, 50; y 2010, contabilizándose el primer semestre del ejercicio en curso, cinco casos.


En cuanto a la  tasa de incidencia anual de los últimos tres ejercicios, ésta ha sido de 29,7 casos por millón de habitantes en 2007; de 13,8 en 2008; y de 19,5 en 2009.


El Registro del sida en Castilla y León también indica que, analizados los datos disponibles desde 1981 y que permiten una visión más global de esta epidemia, se pueden observar una serie de característica, entre ellas las siguientes: la horquilla de edad que presenta una mayor prevalencia es la que se sitúa entre los 25 y los 40 años; en cuanto al contagio por sexos, el 78,3% son hombres y el 21,7%, mujeres; la procedencia se reparte entre un 94,8% de población española y un 5,2% extranjera; y en cuanto a la tipología de los contagios, 66,3% corresponde a usuarios de droga inyectada, el 17,8% tuvo lugar en relaciones sexuales entre heterosexuales, el 7% en relaciones sexuales de hombres con hombres y el 8,9% restante desconoce la forma de contagio.