portadaLa pediculosis capitis (piojos) constituye un problema sanitario especialmente frecuente entre los escolares en determinadas épocas del año, que debe prevenirse con medidas higiénicas y que, en caso de afectación, requiere tratamiento.

Sólo está justificado el tratamiento en niños que tengan piojos. Cuando el niño no tenga piojos, aunque haya casos cercanos, hay que seguir las medidas de prevención, pero no se debe hacer el tratamiento: La eliminación de los piojos es fácil con un correcto.


tratamiento:

  • La forma más apropiada de iniciar el tratamiento no es con un champú insecticida sino con una loción, preferiblemente a base de piretrinas.
  • Las lociones permanecen durante más tiempo en contacto con el cabello, el grado de penetración en los huevos es mayor y, por consiguiente, tienen mayor poder ovicida. Los champús se van con el aclarado, y su poder ovicida es menor.