Es necesario proteger la piel de la zona tratada como se ha explicado anteriormente en el apartado de reacciones cutáneas. Evite especialmente los frotamientos de la zona a nivel del cuello. Si tiene que afeitarse utilice una máquina eléctrica haciendo un afeitado sin mucho apurado.

Para la mucosa de la boca y la garganta es importante:

  • Evitar los alimentos muy calientes, picantes o ácidos (limón, vinagre, vino, etc.).
  • Elija alimentos fáciles de tragar y nutritivos. Corte la comida en trozos pequeños y mézclelos con salsas, ya que la disminución de la saliva dificulta su ingestión. Es posible que necesite triturar los alimentos a lo largo del tratamiento.
  • No fume.
  • No beba bebidas alcohólicas.
  • No utilice ningún medicamento o producto sanitario para enjuagues o gargarismos más que el que le sea indicado por el/la oncólogo radioterápico.
  • Haga enjuagues con agua de manzanilla o  bicarbonato, según el modo de preparación y pauta que le indiquen, para prevenir infecciones de la boca.
  • Tome líquidos frecuentemente (agua, leche, caldos, zumos, etc.).
  • Si precisa que el dentista le realice cualquier intervención en la boca de piezas dentarias consulte antes con la/el radioterapeuta.
  • Lave sus dientes y encías con un cepillo de cerda blanda. Use pasta de dientes con flúor y sin alcohol (pasta para niños). Hágalo 5-6 veces al día fundamentalmente después de las comidas.
  • Puede notar alguna alteración en el gusto o cambios de sabor en las comidas.
  • Si usted tiene hecha una laringuectomía, le,recomendamos que se ponga en contacto con la asociación de pacientes laringectomizados. En la asociación le informarán sobre los cursos para el aprendizaje del habla, etc. Federación Castellano y Leonesa de laringectomizados (fecalel@laringevalladolid.es)