A la hora de decidir la indicación del tratamiento los médicos tendrán en cuenta el tipo de cáncer y la fase en la que se encuentra, su estado de salud y su situación hormonal.


Los principales tratamientos para el cáncer de mama, sólos o en combinación, son:


la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia, la terapia hormonal y la terapia biológica (terapia dirigida) que evitan la proliferación del crecimiento celular. 


Tratamiento quirúrgico:


Existen diferentes técnicas quirúrgicas en función del estadiaje del tumor. Cuando el cáncer se

encuentra en etapas: I, II y IIIA. puede emplearse la cirugía conservadora


En la mayoría de las ocasiones se tiende a realizar cirugía conservadora bien sea una 

tumorectomía (se extirpa exclusivamente el tumor), segmentectomía (se extirpa un segmento de

la mama), cuadrantectomía (se extirpa un cuadrante de la mama) y mastectomía subcutánea (se

extirpa la glándula mamaria, respetando la piel).


La técnica utilizada dependerá de multitud de factores: el tamaño del tumor, su localización, el

tipo, el grado de desarrollo.. Hace años era más frecuente la mastectomía radical modificada,

consistente en la eliminación de todo el tejido de la mama, incluso de los ganglios de la axila y  

en ocasiones con extirpación del músculo pectoral menor.


En las pacientes en las que se realiza mastectomía se puede considerar la reconstrucción de la    mama en el momento de la mastectomía o después y puede realizarse con el propio tejido de la    paciente o mediante el uso de implantes.


En muchos casos, una mastectomía puede ser seguida de una reconstrucción quirúrgica para reconstituir la mama que se ha eliminado. La reconstrucción puede llevarse a cabo al mismo tiempo que una mastectomía (reconstrucción inmediata) o puede ser llevado a cabo más adelante (reconstrucción diferida). Se puede hacer ya sea mediante la inserción de un implante de mama o por el uso de otros tejidos de la paciente para crear una nueva mama.


Radioterapia


La radioterapia es un tratamiento local que se basa en el uso de radiaciones de características electromagnéticas (rayos X y rayos Gamma) y partículas aceleradas (electrones, neutrones,etc.).


En el cáncer de mama se utiliza la radioterapia externa, en la que el haz de radiación se produce en una fuente externa al cuerpo y se dirige a una zona determinada, y la radioterapia intersticial (braquiterapia) en la que la fuente de radiación se coloca en el interior del tejido. La dosis de tratamiento se administra en varias sesiones sin necesidad de ingreso. La radioterapia puede tener efectos indeseables como enrojecimiento y pigmentación de la piel, fibrosis e inflamación de la traquea (traqueitis), esofago (esofagitis) y pulmón (neumonitis). 


Quimioterapia 


La quimioterapia se utiliza generalmente después de la cirugía para destruir cualquier célula cancerosa que no se ha eliminado. Esto se llama quimioterapia adyuvante. En algunos casos, es posible que la quimioterapia se aplique antes de la cirugía, con el objetivo de reducir un tumor de gran tamaño. Esto se llama quimioterapia neoadyuvante.

Tratamiento

La elección de los medicamentos y su combinación dependen del tipo de cáncer de mama y su desarrollo. El médico siempre le va a recomendar lo más adecuado a su caso, pero recuerde que la decisión es suya.


Este tratamiento se basa en la utilización de fármacos que eliminan células malignas  provocando, en ocasiones, efectos indeseables como nauseas, vómitos, inflamación de las mucosas, anemia, bajas defensas, pocas plaquetas, pérdida del cabello y otros.. Pero recuerde que muchos de los efectos secundarios pueden ser prevenidos o controlados con la ayuda de los profesionales sanitarios que le aconsejarán los medicamentos o las recomendaciones más adecuadas.


Hormonoterapia 


Este tratamiento se basa en el uso de fármacos que modifican el comportamiento de las hormonas que aceleran el cáncer.


Sus efectos indeseables son escasos, pero puede incrementar ligeramente la incidencia de cáncer de endometrio y los fenómenos tromboembólicos. La exéresis de los ovarios que producen hormonas femeninas se considera también hormonoterapia.