22/10/2021

Desde el inicio de la implantación de receta electrónica en el año 2015, se han realizado mejoras y adaptaciones en el sistema para dar una mejor respuesta a las necesidades de profesionales y pacientes.


En relación a la dispensación, y en concreto a los periodos en los que el paciente puede retirar la medicación, actualmente aplica un intervalo de 75 días (desde 15 días antes de la fecha prevista de dispensación hasta 60 días más tarde) para retirar la medicación, a excepción de la primera dispensación en la que aplican 10 días. Una vez superado cualquiera de estos periodos ventana, si no se ha realizado la dispensación, la ventana se cierra y el paciente tiene que acudir al médico. Con esta lógica, a lo largo de los años se ha extendido la idea de que hay que llevarse la medicación disponible para evitar que las ventanas se cierren. Por otro lado, en los casos en los que no se retira la medicación a tiempo, se generan citas médicas para activar de nuevo las ventanas de dispensación.


Con el fin de mejorar la seguridad asociada al uso de medicación, evitar la acumulación de envases innecesarios en los domicilios, promover un consumo racional y limitar las citas para gestión de receta electrónica, se va a realizar un cambio en la lógica de cronogramado de receta electrónica. El efecto de esta modificación es que las ventanas de dispensación permanecerán abiertas hasta la fecha fin o renovación de tratamiento. De esta forma, el paciente tendrá la medicación disponible cuando lo necesite (hasta fecha fin o renovación), aunque acuda más tarde de lo previsto. Todo ello a excepción de la primera dispensación en la que sigue aplicando los 10 días, tal como establece la normativa de receta. Este cambio se incorporará en el sistema a lo largo de la semana del 25 de octubre. A partir de esa fecha, las nuevas ventanas que se generen tras una dispensación ya se calcularán con esta nueva lógica. Aquellas que se hayan cerrado o se cierren en los dos meses siguientes, requerirán la renovación de la prescripción por parte del médico para que sea posible la dispensación.


Con el título "La receta electrónica mejora" a lo largo de noviembre y la última semana de octubre se realiza una campaña de medios a través de prensa y radio con el fin de trasladar esta modificación a los profesionales y a la población general bajo el lema "pide a tu farmacéutico solo los medicamentos que necesites".


ABCImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoABC