50 años de camino.
Ayer y hoy de un Hospital


"Un establecimiento modelo con servicios completísimos, instalación suntuosa y toda clase de detalles". Son los comentarios que se utilizaron en la prensa de la época refiriéndose a la recién inaugurada Residencia Sanitaria Ramiro Ledesma Ramos.

Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Era un 15 de febrero de 1955 cuando el flamante edificio abrió sus puertas. Estaba situado en lo que entonces eran las afueras del casco urbano o ensanche de la carretera de Tordesillas, y a menos de un kilómetro del centro de la ciudad, en lo que ahora es la avenida de Príncipe de Asturias y que entonces era sólo un proyecto. Esta cercanía al centro de la ciudad favoreció el hecho de que también contase con un Ambulatorio.

El centro sanitario se proyectó coincidiendo con la finalización en Madrid del edificio del Ministerio del Aire que dejó huella en los edificios públicos de los años 50. En la memoria original del "Proyecto de residencia sanitaria de 150 camas en Zamora para el plan de instalaciones del Seguro de Enfermedad" el arquitecto especifica: "Para el estudio del proyecto hemos tomado como base el programa de necesidades (...) de la Subdirección Médica del Seguro de Enfermedad, (...) con alguna variación impuesta por el mejor aprovechamiento de la superficie edificada".

Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En su exterior el edificio impresionaba por su moderna arquitectura y grandes proporciones, rodeado de jardines, con cubierta de pizarra.
En su interior sorprendió por su "extraordinaria perfección" llena de detalles, entre ellos, las inolvidables escaleras de caracol.


La estructura original tenía forma de flecha a partir de la segunda planta, en las que las zonas anteriores se destinaron a enfermería y las posteriores a zona quirúrgica.

Antiguo Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Ocho plantas, consultorios en la planta baja, seis quirófanos, servicios de diagnósticos y tratamiento, biblioteca, cocina, lavaderos,..., todo ello con lo último en tecnología de la época, conformaban un centro sanitario puntero. Destacó un servicio de Radiodiagnóstico pionero que contaba con un aparato para "tratamiento de radium", que fue el tercero dentro del territorio nacional, con un coste de un millón de pesetas.

Capilla del Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto El conjunto abarcaba distintas unidades, tanto asistenciales (Cirugía, dos plantas de Medicina General, Obstetricia, Pediatría, etc., con un total de 175 camas) como de servicios generales: cocina, lavaderos, solarium... y una coqueta capilla en la quinta planta.
La planta baja estuvo destinada al Ambulatorio, junto con las consultas de Pediatría, Puericultura, Maternología, Pulmón y Digestivo, Medicina General y Servicio de Rayos X.

El cuerpo central y la nave posterior se destinaron a la calefacción y servicios, y a las cocinas y lavaderos, respectivamente. Los servicios de Urgencias y Necropsias tenían accesos independientes y estaban situados en el cuerpo externo posterior.

La planta primera albergó las consultas de Cirugía General, Traumatología, Urología, Odontología, Oftalmología, Otorrinolaringología, Circulatorio y Neuropsiquiatría. En esta planta el cuerpo central quedó destinado a Radiología y Radioterapia. La nave posterior transversal para Dirección, Administración, Oficinas y Laboratorios.

Antigua Obstetricia del Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto La planta segunda se destinó a Obstetricia, con 31 camas, y a Pediatría, con 15, junto con dos quirófanos completos y dos salas de Labor. El Nido fue diseñado para 20 cunas aisladas por mamparas de cristal, con departamentos separados para "sanos", "sospechosos" y "prematuros", habiéndose instalado para estos últimos cunas termostáticas.

Antiguo Quirófano del Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto
Las plantas tercera y cuarta se diseñaron para Cirugía, con 31 camas para hombres y la otra con otras tantas para mujeres, con un grupo de quirófanos completo cada una.

Las plantas quinta y sexta se destinaron a Medicina General en forma y capacidad análogas a las dos plantas anteriores.


Antiguo Servicio de Información del Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto La residencia de religiosas, enfermeras, médicos y practicantes, así como el estar de médicos y el bar-comedor, estaban localizados en la séptima planta.

Una anécdota: como el edificio constaba de seis plantas de hospitalización y el número de las habitaciones se iniciaba por el numero de la planta, se pensaba, ingenuamente, ¡que la nueva Residencia tenía más de 600 habitaciones!.

Don Carlos Pinilla Turiño El edificio fue inaugurado el 15 de febrero de 1955 por el Presidente del Instituto Nacional de Previsión, Don Carlos Pinilla Turiño, y el Director General de Previsión, Don Fernando Coca de la Piñera. Estuvieron acompañados por altas personalidades nacionales y por las primeras autoridades zamoranas.

La inauguración fue acogida con verdadero interés y expectación. Unas veinte mil personas visitaron la nueva Residencia. La prensa reseña que la afluencia de público fue tan elevada, que fue preciso formar largas colas por las rampas de acceso, "Prueba evidente de la curiosidad despertada en nuestra capital por conocer tan magnífico y moderno establecimiento".

La primera gran reforma del edificio significó una ampliación significativa y se llevó a cabo a partir de 1975 con la construcción del ala materno-infantil y un importante ensanche de las zonas quirúrgicas y de las alas laterales del Hospital General, hasta alcanzar una capacidad total de 378 camas.

Visita de los Príncipes, 1978Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto El día 6 de octubre de 1978 toda la ciudad se volcó con la presencia de los entonces Príncipes de Asturias Don Juan Carlos y Doña Sofía en la inauguración de esta obra.

El paso del tiempo fue dejando obsoleto el edificio, que sufrió sucesivas modificaciones y ampliaciones. En 1986 se realizó un anexo destinado al actual Centro de Salud Virgen de la Concha, que ocupó una esquina del solar.

Obras del Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En enero de 1999 el Hospital emprende la segunda fase del plan de reforma, presentado por el entonces Ministro de Sanidad, Don José Manuel Romay Beccaría y el Presidente Ejecutivo del Insalud, Don Alberto Núñez Feijoo, con ocasión de la inauguración de la nueva Unidad de Vigilancia Intensiva.

El primer gran evento de dicho Plan, fue la demolición, a finales del año 2000, de la característica rampa que recibía a los pacientes y que daba acceso al vestíbulo principal del Hospital.

Las primeras obras entregadas fueron la séptima planta de la Residencia General, la mitad de las Consultas Externas, las Centrales Térmicas y Eléctricas, el departamento de Lencería y una parte del Archivo de historias clínicas.

Presentación de obras de 2001Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En este último periodo cabe destacar la inauguración, en mayo de 2001, de la entrada principal.

A partir de febrero de 2004 se han ido habilitando las zonas ya reformadas, como el ala sur del edificio 2 (tradicionalmente "edificio maternal"), la nueva Unidad de Urgencias y el edificio 1 ("edificio general").

Hospital Virgen de la ConchaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En mayo del 2006 entra en funcionamiento la nueva zona de Radiodiagóstico y el avance general de la reforma emprende su fase final. En palabras del Director Gerente, Don Rafael López Iglesias, "(...) con la determinación que, en breve, Zamora pueda disfrutar de un Hospital moderno tanto en instalaciones hoteleras como en tecnología sanitaria".