Recomendaciones de vacunación antigripal 

Consultar Campaña de Vacunación contra la gripe y el neumococoEste enlace se abrirá en una ventana nueva 

1. Personas mayores o igual a 60 años. Se haráespecial énfasis en aquellas personas que conviven en instituciones cerradas

2. Personas menores de 60 años que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe:

  • Niños/as (≥6 meses) y adultos con enfermedades crónicas cardiovasculares (excepto hipertensión arterial aislada), neurológicas o pulmonares (incluida displasia bronco-pulmonar, fibrosis quística y asma).

  • Niños/as (≥ 6 meses)  y adultos con:

Enfermedades  metabólicas (incluida diabetes mellitus)
Obesidad mórbida (índice de masa corporal ≥40 en adultos, ≥35 en adolescentes ó ≥3 DS en la infancia)
Insuficiencia renal.
Hemoglobinopatías y anemias.
Asplenia.
Enfermedad hepática crónica.
Enfermedades neuromusculares graves.
Inmunosupresión (incluida la originada por la infección por VIH, fármacos o en receptores de trasplantes).
Cáncer.
Implante coclear o en espera del mismo.
Trastornos y enfermedades que conllevan disfunción cognitiva: síndrome de Down, demencias y otras.

En este grupo se hará un especial énfasis en aquellas personas que precisen seguimiento médico periódico o que hayan sido hospitalizadas en el año precedente.

  • Residentes en instituciones cerradas, de cualquier edad a partir de 6 meses, que padezcan procesos crónicos.
  • Niños/as y adolescentes, de 6 meses a 18 años, que reciben tratamiento prolongado con ácido acetil salicílico, por la posibilidad de desarrollar un síndrome de Reye tras la gripe.
  • Mujeres embarazadas en cualquier trimestre de gestación.

3. Personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones:

  • Trabajadores de centros sanitarios públicos y privados (profesionalessanitarios y no sanitarios), tanto de atención primaria como especializada y emergencias sanitarias.
  • Estudiantes en prácticas en centros sanitarios.
  • Trabajadores de centros sociosanitarios (profesionales sanitarios y no sanitarios): instituciones geriátricas, centros de atención a minusválidos o centros de cuidados de enfermos crónicos, especialmente los que tengan contacto continuo con personas vulnerables.
  • Personas que proporcionen cuidados domiciliarios a pacientes de alto riesgo o ancianos.
  • Personas que conviven en el hogar, incluidos niños a partir de 6 meses, con otras que pertenecen a algunos de los grupos de alto riesgo citados anteriormente.

 4. Otros grupos incluidos en la campaña:

  • Trabajadores de servicios públicos esenciales: emergencias sanitarias, bomberos, policía, protección civil, instituciones penitenciarias y otros centros de internamiento por resolución judicial.
  • Residentes en instituciones penitenciarias y centros tutelares de menores.
  • Profesores de educación infantil y guarderías por presentar especial riesgo de exposición y transmisión