La formación de los aplicadores de tatuaje, micropigmentación, anillado o perforado u otras técnicas similares tiene como fin proporcionar un nivel de conocimientos sanitarios suficientes para realizar una prevención efectiva de los riesgos para la salud asociados a las actividades señaladas.

La homologación, autorización, vigilancia y control de la formación higiénico-sanitaria del personal aplicador se lleva a cabo desde la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, de conformidad con lo establecido en los artículos 15 y 16 del Decreto 44/2003, de 15 de abril, y en lo dispuesto en la Orden SBS/778/2003,Este enlace se abrirá en una ventana nueva de 9 de junio, que desarrolla ese Decreto en materia de formación higiénico-sanitaria de los aplicadores.

Las ediciones formativas en esta materia celebradas en Castilla y León, y las entidades con autorización en vigor para impartir la formación se pueden consultar a continuación: