Neumonías adquiridas en la comunidad en pacientes con EPOC tratados con corticoides inhalados u otros broncodilatadores. Estudio PNEUMOCORT

25/04/2018
Fuente: Revista ATENCIÓN PRIMARIA

La elección del tratamiento farmacológico de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) está determinada por su gravedad. Las guías de manejo de EPOC recomiendan el uso de corticoides inhalados (CI) junto con broncodilatadores en pacientes con FEV1<50% y exacerbaciones repetidas. Los ensayos clínicos en pacientes tratados con CI han demostrado reducción de la frecuencia de exacerbaciones y mejora en la calidad de vida.


La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios publicó en 2016 una nota informativa sobre el aumento de riesgo de neumonía en pacientes que reciben CI para el tratamiento de la EPOC. Aunque existen datos que sugieren que este riesgo se incrementaría con el aumento de dosis del CI, no se puede realizar esta afirmación de modo concluyente. Tampoco existe evidencia de diferencias en la magnitud del riesgo de neumonías entre los distintos CI. A pesar de todo, la relación beneficio-riesgo de los CI se sigue considerando favorable. Existen estudios de cohortes y metaanálisis que no encuentran asociación entre utilización de CI y neumonía, ni mayor riesgo con el aumento de dosis de CI.


Objetivo

El objetivo principal del estudio que se publica en la revista Atención PrimariaEste enlace se abrirá en una ventana nueva es analizar si los pacientes con EPOC en tratamiento con CI tienen mayor riesgo de presentar neumonía adquirida en la comunidad (NAC) respecto a pacientes EPOC que reciben broncodilatadores. Otros objetivos son analizar el riesgo de NAC según la dosis de CI y conocer si los pacientes en tratamiento con CI tienen mayor riesgo de presentar exacerbaciones.


Diseño

Se trata de un estudio de cohortes retrospectivo de base poblacional. Se seleccionaron Pacientes ≥45 años diagnosticados de EPOC entre 2007 y 2009 en el SIDIAP (Sistema de Información para el Desarrollo de la Investigación en Atención Primaria), que contiene información clínica anonimizada de 279 centros de atención primaria. Se siguieron dos cohortes: una, con los pacientes que inician corticoides inhalados (CI) y otra, con pacientes que inician broncodilatadores sin corticoides inhalados (NCI) después del diagnóstico de EPOC.


Resultados

Se incluyeron 3.837 pacientes: el 58% en el grupo CI y el 42% en el grupo NCI. Se detectaron incidencias superiores de neumonía y exacerbaciones en el grupo CI respecto al NCI (2,18 vs. 1,37). El riesgo de neumonía y de exacerbaciones graves no fue significativamente diferente entre grupos: HR de 1,17 (IC 95%: 0,87-1,56) y de 1,06 (IC 95%: 0,87-1,31), respectivamente. En el grupo CI presentaron mayor riesgo de exacerbaciones leves, con HR de 1,28 (IC 95%: 1,10-1,50). Las variables asociadas a mayor riesgo de neumonías fueron: edad, diabetes, neumonías y bronquitis previas, EPOC muy grave, tratamiento con β2-adrenérgicos o anticolinérgicos a dosis bajas y tratamiento previo con corticoides orales.


Conclusiones

No hubo diferencias entre cohortes en el riesgo de NAC ni exacerbaciones graves. Las exacerbaciones leves fueron superiores en el grupo CI. Tanto la NAC como las exacerbaciones graves fueron más frecuentes en pacientes con EPOC grave y en pacientes tratados con dosis altas de CI.

Portal de Salud de la Junta de Castilla y León