¿Estamos medicalizando los problemas de la vida diaria?

21/12/2017

Una de cada cuatro personas que acuden a un centro de salud tiene un trastorno mental, siendo los trastornos del ánimo los más frecuentes.


Sin embargo, es muy importante conocer que estar triste NO implica necesariamente estar enfermo, existiendo una errónea tendencia a psicopatologizar reacciones de ánimo normales y transitorias como son la tristeza, el miedo, la incertidumbre, la inseguridad, la rabia, la angustia, etc., no debiendo el médico caer en la tentación de convertirse en un agente social paliativo de reacciones psicológicas normales ante las frustraciones de los acontecimientos estresantes.


Debemos, por tanto:

¡Evitar la medicalización y la psiquiatrización de los problemas de la vida diaria!


Diferentes situaciones de la vida diaria pueden ser estresantes psicosociales:

  • Ciclo vital: pubertad, emancipación, matrimonio, maternidad/paternidad, menopausia, jubilación, duelo, divorcio, enfermedades,…

  • Relaciones interpersonales: conflictos con hijos, pareja, vecinos, agresiones,…

  • Trabajo: cambio puesto laboral, despido, paro, problemas de relación compañeros/superiores, problemas escolares,…

  • Legal: pleitos, juicios, cárcel,...

  • Económicos: cambio de estatus, pérdidas económicas,…

  • Ambientales: ruidos, contaminantes físicos,…


Estos estresantes pueden originar:

Una reacción psicológica normal.

Un trastorno adaptativo.

Un trastorno depresivo (no requiere estresante necesariamente).


Consumo de antidepresivos en Castilla y León

Desde 2007 el consumo de antidepresivos en Castilla y León se ha incrementado un 33%. Sin embargo, este aumento no ha sido homogéneo. En algunas áreas el incremento ha sido mucho más acusado, alcanzando el 56%. En el siguiente gráfico se observa una alta variabilidad en el uso de antidepresivos entre las distintas áreas.


graf DHDgraf DHD

*DHD ajustada: dosis de antidepresivos por 1000 habitantes día ajustado por edad y sexo.



Trastornos adaptativos

Los trastornos adaptativos surgen como reacción inadecuada a uno o varios factores estresantes de tipo psicosocial, pero los síntomas no necesariamente se presentan de inmediato (pueden transcurrir hasta tres meses entre el factor estresante y la aparición de los síntomas), pudiendo aparecer a cualquier edad.

La sintomatología varía considerablemente:

  • Los síntomas depresivos, de ansiedad y mixtos son más frecuentes en adultos.
  • Los síntomas físicos pueden ser más comunes en niños y ancianos.

Para que una reacción pueda considerarse "desadaptativa" y, por tanto, un "trastorno de adaptación" que necesite de intervención psicoterapéutica y a veces farmacológica, la intensidad del malestar y duración deben ser superiores a lo esperable ante el estresante causal y provocar un deterioro significativo de la actividad psicosocial y laboral.


Ante un trastorno adaptativo

  • El paciente debe ser tratado inicialmente en ATENCIÓN PRIMARIA

  • El Tratamiento de primera elección es la psicoterapia de apoyo:

    • Descubrir el estresante y explicar las preocupaciones del paciente.

    • Revisar y reforzar positivamente los cambios que el paciente debe adoptar para manejar el estresor.

    • Identificar los pasos que hay que dar para modificar la situación que produce el estrés.

    • Si la situación no tiene solución, discutir estrategias de afrontamiento.

    • Identificar familiares, amigos y recursos comunitarios que puedan dar apoyo.

    • Incentivar el retorno a las actividades habituales en unos días o semanas.

    • Puede ser útil alejarse del estresor temporalmente: considerar una baja laboral (también tiene sus riesgos).

    • Incentivar al paciente a que reconozca el significado personal del suceso estresante.

    • Si es necesario, ofertar una consulta con otro miembro del equipo (trabajador social, enfermera,…).

  • La medicación es secundaria, para paliar síntomas, debiéndose utilizar preferentemente antidepresivos ISRS y/o benzodiacepinas.

  • Si el cuadro clínico no mejora, derivar a psicología.



Trastorno depresivo mayor (TDM): criterios diagnósticos abreviados

El TDM debe cumplir cinco (o más) de los síntomas siguientes durante al menos dos semanas, representar un cambio del funcionamiento previo y causar malestar clínicamente significativo o deterioro en lo social, laboral u otras áreas importantes del funcionamiento. Al menos uno de los síntomas debe ser uno de los subrayados:


  1. 1. Estado de ánimo deprimido la mayor parte del día, casi todos los días.

  2. 2. Disminución importante del interés o el placer por todas o casi todas las actividades.

  3. 3. Pérdida importante de peso sin hacer dieta o aumento de peso o disminución o aumento del apetito.

  4. 4. Insomnio o hipersomnia.

  5. 5. Agitación o retraso psicomotor.

  6. 6. Fatiga o pérdida de energía.

  7. 7. Sentimiento de inutilidad o culpabilidad excesiva o inapropiada.

  8. 8. Disminución de la capacidad para pensar o concentrarse, o para tomar decisiones.

  9. 9. Pensamientos de muerte recurrentes, ideas suicidas recurrentes, intento de suicidio o un plan específico para llevarlo a cabo.


tabla1_tabla1_



Antidepresivos ISRS recomendados


Los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS) son considerados los fármacos de elección por su relación beneficio-riesgo más favorable. El resto de antidepresivos como los antidepresivos tricíclicos, heterocíclicos, los inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y noradrenalina (venlafaxina, desvenlafaxina y duloxetina) entre otros, son tratamientos de segunda línea que deben quedar reservados para los pacientes que no responden a los ISRS o no los toleran.


tabla2tabla2



Evolución de antidepresivos recomendados por Área de Salud


gráf2gráf2


Si analizamos la evolución de la prescripción de los antidepresivos recomendados se observa que es muy baja; en ningún caso supera el 50% del total de antidepresivos. La variabilidad entre áreas es elevada y alcanza hasta 15 puntos de diferencia.



Conclusiones

> Hemos de ser conscientes de que el uso de antidepresivos no es la solución para abordar los problemas de la vida diaria. Debemos evitar la medicalización y la psiquiatrización de los problemas o situaciones estresantes.


> En Castilla y León el uso de antidepresivos ha aumentado en los últimos años sin razones aparentes que lo justifiquen.


> Los ISRS son los fármacos de elección por su relación beneficio-riesgo favorable. Los recomendados son: fluoxetina, sertralina, citalopram y paroxetina.


> La utilización de los ISRS recomendados, que además son los más eficientes, es muy baja (no alcanza ni el 50% del total de antidepresivos) y además existe una gran variabilidad entre las áreas.




Autores: Delio Agustín Guerro Prado (psiquiatra), Vanesa Ferrandis Tébar (farmacéutica de atención primaria), Ángel Román Carabias (médico de familia) y Belén Calabozo (farmacéutica hospitalaria)



Información relacionada:

Ojo de Markov 49. 2016. Tianeptina: ¿por qué en España no ha sido catalogada como estupefaciente?Este enlace se abrirá en una ventana nueva

Ojo de Markov 34. 2015. La cara oculta de los antidepresivos

Sacylime Nº1 - 2014. Trastornos de espectro depresivo: menos medicamentos y más cuidadosEste enlace se abrirá en una ventana nueva

­Ojo de Markov 29. 2014. Desvenlafaxina: el viejo truco del metabolito activo y la autorización nacional.

Sacylprescribe Nº1 - 2013. Antidepresivos




Portal de Salud de la Junta de Castilla y León