Guía NICE Artritis reumatoide

20/08/2018
Fuente: NICE

Se ha publicado una actualización de la guía NICE para el diagnóstico y tratamiento de la artritis reumatoideEste enlace se abrirá en una ventana nueva. En el BMJ de AgostoEste enlace se abrirá en una ventana nueva se publica un resumen y comentario sobre los aspectos más destacados de esta actualización.


A continuación se recogen las principales recomendaciones sobre el tratamiento farmacológico:



Tratamiento farmacológico inicial



1.- Adultos con diagnostico reciente de Artritis reumatoide activa


  • El tratamiento de primera línea es la monoterapia con fármacos antirreumáticos modificadores de la enfermedad (FARME): metotrexato oral, leflunomida o sulfasalazina tan pronto como sea posible e idealmente dentro de los 3 meses posteriores al inicio de los síntomas persistentes.
  • En el análisis de la evidencia no se encontraron diferencias consistentes en la eficacia del metotrexato, la leflunomida y la sulfasalazina como monoterapias.
  • En casos de enfermedad leve o palindrómica* se puede considerar la hidroxicloroquina para el tratamiento de primera línea como una alternativa al metotrexato oral, la leflunomida o la sulfasalazina.
  • La hidroxicloroquina fue menos eficaz, pero pocas personas interrumpieron el tratamiento debido a los efectos secundarios. *(El reumatismo palindrómico es una artrosis inflamatoria que causa ataques de dolor en las articulaciones e inflamación similar a la AR. Entre los ataques, las articulaciones vuelven a la normalidad)
  • Escalar la dosis, ir aumentando según el paciente lo tolere.

2.- Cuando se inicia un tratamiento con un FARME, se puede considerar de forma individualizada, un tratamiento puente con glucocorticoides a corto plazo (por vía oral, intramuscular o intraarticular). Los FARME no proporcionan un alivio inmediato de los síntomas y tardan semanas o meses en tener un efecto. Mientras tanto los síntomas pueden aliviarse con glucocorticoides.

No existe evidencia de buena calidad para esta recomendación.


3.- Cuando la enfermedad no se controla adecuadamente, añadir otro FARME (metotrexato oral, leflunomida, sulfasalazina o hidroxicloroquina) a la monoterapia. La combinación de fármacos puede ser útil cuando el objetivo del tratamiento (remisión o baja actividad de la enfermedad) no se ha logrado a pesar de la escalada de la dosis.




Manejo farmacológico adicional



Glucocorticoides: Ofrece un tratamiento a corto plazo para controlar las exacerbaciones en adultos con enfermedad de inicio reciente o ya establecida para disminuir rápidamente la inflamación.


En adultos con AR establecida, sólo continuar el tratamiento a largo plazo con glucocorticoides cuando:


  • las complicaciones a largo plazo de la terapia con glucocorticoides han sido ampliamente valoradas, y
  • todas las demás opciones de tratamiento (incluidos los FARME sintéticos biológicos y específicos) se han considerado



Control de síntomas



Aunque el control de la sinovitis con FARME y corticosteroides mejora los síntomas, algunos pacientes requieren analgesia adicional. La evidencia sobre el paracetamol, los opioides y los antidepresivos tricíclicos para el control de los síntomas en la artritis reumatoide es muy limitada. En la actualización de la guía NICE solo se recomiendan los antiinflamatorios no esteroideos orales (AINE).


  • Cuando el control del dolor o de la rigidez es inadecuado, se pueden considerar los AINE. Hay que tener en cuenta la posible toxicidad gastrointestinal, hepática y cardiorrenal y los factores de riesgo del paciente, incluida la edad y el embarazo.
  • Cuando se trata los síntomas de la artritis reumatoide con AINE orales:

• Ofrecer la dosis efectiva más baja durante el menor tiempo posible

• Ofrecer un inhibidor de la bomba de protones (IBP)

• Revisar los factores de riesgo para eventos adversos regularmente



Comentario elaborado por Alejandra García Ortiz

Portal de Salud de la Junta de Castilla y León