Balance beneficio/riesgo de fluoroquinolonas

Ojo de Markov número setenta y siete - octubre 2018

8/11/2018

Las fluoroquinolonas son el grupo de antibióticos formado por ciprofloxacino, levofloxacino, moxifloxacino, norfloxacino y ofloxacino.


Tienen efecto bactericida (causan muerte de la bacteria) mediante la inhibición de síntesis de ADN bacteriano. El efecto bactericida es concentración dependiente: cuanto más alta es la concentración sérica alcanzada, mayor eficacia bactericida tiene el antibiótico.


Son antibióticos de amplio espectro, ya que cubren tanto grampositivos como gramnegativos. Las primeras quinolonas cubrían principalmente bacilos gramnegativos aerobios. El desarrollo de quinolonas de segunda y tercera generación ha ido añadiendo cobertura frente a grampositivos y anaerobios.


En la siguiente tabla se detalla el espectro antibacteriano de las principales quinolonas:


espectro antimicrobiano quinolonas_Vespectro antimicrobiano quinolonas_V



Quinolonas: antibióticos críticamente importantes


Una de las acciones prioritarias a llevar a cabo en el ámbito de la SANIDAD HUMANA del Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos (PRAN) es la Implementación de Programas de Optimización de Uso de Antibióticos (PROA) en el ámbito hospitalario y de Atención Primaria. Estos PROA se definen como la expresión de un esfuerzo mantenido de una institución sanitaria por optimizar el uso de antimicrobianos en pacientes con la intención de:

  1. mejorar los resultados clínicos de los pacientes con infecciones

  2. minimizar los efectos adversos asociados a la utilización de antimicrobianos (incluyendo aquí la aparición y diseminación de resistencias)

  3. y garantizar la utilización de tratamientos coste-eficaces


La OMS, en 2011, realizó un listado de antibióticos críticos en salud humana, que prioriza las familias de antibióticos con mayor necesidad de vigilancia, tanto del uso como de la aparición de resistencias. Este listado sirve de referencia para establecer las acciones a desarrollar por los PROA. Las quinolonas se han clasificado como CRÍTICAMENTE IMPORTANTESEste enlace se abrirá en una ventana nueva por su elevado impacto ecológico, su relevancia estratégica en el tratamiento de infecciones graves y la alta frecuencia de uso en numerosas infecciones, que favorece la selección de resistencias.



Efectos adversos de quinolonas: Resistencias y seguridad


¿Es la resistencia a quinolonas un problema?


Los bajos porcentajes de sensibilidad a ciprofloxacino desaconsejan la utilización de antibióticos de la familia de las quinolonas para el tratamiento empírico de las infecciones por Escherichia coli y, en general, para las infecciones urinarias. Como referencia, la resistencia de E. coli a quinolonas en el área de Burgos en 2017 se situó en un 34%. Este dato está en concordancia con los datos informados a nivel nacional, en torno a un 35%.


El uso de quinolonas se ha asociado con la selección de microorganismos resistentes, no solo a este grupo de antibacterianos sino a otras familias de antibióticos. La coselección de resistencias en un mismo microorganismo a varias familias de antibióticos es un fenómeno multifactorial. Uno de estos factores, ampliamente documentado, es el consumo de quinolonas. Es especialmente preocupante la coexistencia en un mismo microorganismo de resistencia a quinolonas y a otras familias de antibióticos. Son ejemplos de ello la resistencia a quinolonas y producción de betalactamasas de espectro extendido (BLEEs) en el caso de las enterobacterias y la resistencia a quinolonas y meticilina en Staphylococcus aureus (SARM). Hay que tener en cuenta que la selección de resistencias es un fenómeno que se produce en el individuo, pero trasciende a la comunidad.



¿Son fármacos seguros?


Los efectos adversos más frecuentes son los gastrointestinales (náuseas, vómitos, diarreas). Las reacciones adversas graves a quinolonas constituyen una importante complicación del tratamiento. Aunque su incidencia es baja, los profesionales sanitarios deben conocerlas, para poder detectarlas de forma temprana y prevenir la progresión de estos eventos en los pacientes.


tabla1tabla1


Las quinolonas prolongan el intervalo QT. La evidencia disponible sugiere que estos medicamentos tienen un riesgo de Torsades de Pointes cuando se utilizan en las indicaciones autorizadas. El fármaco con mayor riesgo de producir esta reacción adversa es moxifloxacino. Además, en el año 2008 la AEMPS informó del riesgo de alteraciones hepáticas (hepatitis fulminante que puede dar lugar a insuficiencia hepática) y reacciones cutáneas ampollosas graves asociadas al uso de moxifloxacino. La revista Prescrire considera moxifloxacino un "medicamento a evitar" ya que su perfil de eficacia no es mejor que el resto y expone a riesgos importantes.



Nuevos riesgos identificados. Octubre 2018


En octubre de 2018 se han emitido dos comunicados en relación a la seguridad de quinolonas: el primero, por parte de AEMPS y el segundo, procedente de los laboratorios comercializadores de estos antibióticos.

Comunicado AEMPSEste enlace se abrirá en una ventana nueva Comunicado LABORATORIOSEste enlace se abrirá en una ventana nueva

tabla2tabla2

(Tabla tomada y modificada de Rev Chil Infectol Dic 2017Este enlace se abrirá en una ventana nueva)


Esta nueva información obliga a replantear el balance beneficio-riesgo de las quinolonas e informar de forma adecuada a los pacientes de los síntomas de estas reacciones adversas potencialmente graves o incapacitantes.



Datos de consumo de quinolonas en Sacyl


En 2017 se han prescrito 284.235 envases de quinolonas. La prescripción de ofloxacino y ac. pipemídico es anecdótica (menos del 0,3%).


gráfico quesográfico queso


Dentro de los indicadores PROA para atención primaria se define el porcentaje en DDD de quinolonas respecto del total de DDD de antibióticos.


tabla GSA y gráficotabla GSA y gráfico


Cada médico de Atención Primaria puede consultar el valor de este indicador para su cupo en el informe denominado "Pacientes antibióticos" disponible en el Portal del MedicamentoEste enlace se abrirá en una ventana nueva que se actualiza mensualmente.

En la gráfica se representa la distribución en percentiles del valor del indicador de fluoroquinolonas en los cupos de atención primaria.


gráf percentiles dddgráf percentiles ddd


Se observa una importante variabilidad: el 20% de los cupos tienen una prescripción de quinolonas inferior al 8% y en el otro extremo, otro 20% de los cupos, superior al 14%.



¿Por qué hay que reservar las fluoroquinolonas siempre que sea posible?


  • Son agentes de amplio espectro, con una cobertura particularmente buena contra patógenos gramnegativos. El uso de antibióticos de amplio espectro en patologías que no lo requieren, no se asocia con mejoría de resultados clínicos, pero sí con el aumento de resistencias, ya que son más potentes para seleccionar microorganismos resistentes.

  • La cinética de las fluoroquinolonas (acumulación en tejidos blandos y eliminación renal) les confiere una gran utilidad en infecciones graves respiratorias y urinarias. La preservación del perfil de sensibilidad de microorganismos causantes de estas infecciones graves en estas localizaciones es prioritaria.

  • El uso de quinolonas está asociado a un aumento del riesgo de infección por Clostridium difficile.

  • Ciprofloxacino tiene actividad antipseudomónica. Es la mejor opción por vía oral al tratamiento (empírico o confirmado) de infecciones causadas por este microorganismo.



¿Cuándo está indicado su uso?


Las quinolonas están indicadas como tratamiento empírico en las siguientes situaciones:

- Indicaciones bien definidas:

  • Reagudización EPOC moderado-grave o si sospecha de infección por Pseudomonas (ciprofloxacino)

  • NAC en adultos con bronquiectasias

  • Diarrea con sospecha de origen bacteriano (< 5%)



- Segunda línea tras el fallo terapéutico con otros antibióticos de menor espectro


- Alergia confirmada a betalactámicos.



Si prescribo una quinolona, ¿qué tiene que saber el paciente?


1. Recomendaciones de administración para asegurar la eficacia del tratamiento:

  • Tomar los comprimidos separados de las comidas, ya que con el estómago vacío la absorción es más rápida y se consigue una mayor concentración.

  • Evitar el tratamiento concomitante con antiácidos, calcio y hierro durante los días de tratamiento con antibiótico.


2. Advertencia de síntomas que pueden indicar la aparición de una reacción adversa y qué hacer en cada caso:

  • Acudir a urgencias en caso de presentar dolor abdominal, de pecho o de espalda, de naturaleza súbita/aguda.

  • Acudir al médico en caso de que se presenten reacciones adversas de tipo musculoesquelético o del sistema nervioso.




Autoras: Alejandra García Ortiz (Farmacéutica DTAF); Carmen Marquina Verde y Sara Barbadillo Villanueva (Farmacéuticas de Atención Primaria de Burgos); Maria Ángeles Mantecón Vallejo y María Pilar Ortega Lafont (Licenciadas Especialistas en Microbiología del Hospital Universitario de Burgos); Nuria Fernandez Piñeiro (Residente R4 de Farmacia Hospitalaria del Hospital Universitario de Burgos)


Maquetación, imágenes y revisión de texto: Beatriz T. Jiménez Arribas







Portal de Salud de la Junta de Castilla y León