Como cada año, la Dirección General de Salud Pública pone en marcha la campaña de vacunación frente a la gripe que, para la temporada 2018-2019, a partir del 23 de octubre.

En Castilla y León la vacunación antigripal se recomienda a partir de los 60 años y en los menores de esa edad pertenecientes a grupos prioritarios para recibir esta vacunación: personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe, personas que pueden transmitir la gripe a aquellas que tienen un alto riesgo de presentar complicaciones y trabajadores en servicios públicos esenciales.

En los menores de 65 años se emplearán como novedad a partir de esta temporada las vacunas tetravalentes, que contienen dos cepas de virus A y dos cepas de virus B, con el objetivo de aumentar la probabilidad de que las cepas vacunales y salvajes sean concordantes. A medida que avanza la edad, la respuesta a la vacunación se hace progresivamente menor, por lo que a partir de los 65 años se emplearán vacunas de "inmunogenicidad reforzada", es decir, que producen una mejor respuesta inmune.

La Organización Mundial de la Salud emite cada año la recomendación sobre la composición que debe tener la vacuna en cada temporada. Esta composición suele variar conforme varían los virus circulantes, por lo que es necesario que las personas se vacunen todos los años para estar correctamente protegidas.

[Información para el profesional sanitario]Este enlace se abrirá en una ventana nueva