Entre el 27 de abril y el 22 de junio de 2020 se ha desarrollado el Estudio Nacional de Sero-Epidemiología de la Infección por SARS-CoV-2 en España, denominado ENE-COVID. Un gran estudio de seroprevalencia en el que han participado más de 68.000 personas de todas las comunidades autónomas.

Los OBJETIVOS del estudio eran conocer la verdadera dimensión de la epidemia de COVID-19 en España -mediante el estudio del estado inmunológico- y la evolución de la infección de la población española en relación con SARS-CoV-2, para orientar las medidas de salud pública futuras relacionadas con el control de virus.

Los RESPONSABLES del estudio han sido el Ministerio de Sanidad y el Instituto de Salud Carlos III junto con las Consejerías de Sanidad de todas las comunidades autónomas.

PARTICIPANTES: la invitación para participar en el estudio se realizó mediante la selección aleatoria de hogares, incluyendo dentro de cada hogar a todos sus convivientes, independientemente de la edad.

En el caso de Castilla y León, se invitó a participar, de forma voluntaria, a más de 4.000 hogares.

La invitación se comunicó mediante contacto telefónico con los hogares seleccionados, proporcionando, en ese momento, la información esencial necesaria del estudio y solicitando, a continuación, la participación de todos los miembros del hogar, para, finalmente, concertar las citas con los profesionales sanitarios responsables del estudio en cada hogar.

¿CÓMO SE LLEVÓ A CABO?: para todas aquellas personas que dieron su conformidad para participar, el estudio se desarrolló a lo largo de 3 intervenciones realizadas por profesionales sanitarios; cada una de las intervenciones constaba de:

  1. Encuesta epidemiológica: para conocer la existencia de un diagnóstico previo de COVID19, la presencia o antecedentes de síntomas compatibles con esta enfermedad y de sus principales factores de riesgo conocidos.
  2. Determinación microbiológica mediante test rápido de inmunocromatografía (mediante sangre obtenida tras realizar un pequeño pinchazo en el dedo), que proporcionaba información sobre la presencia o no de anticuerpos en sangre.
  3. Determinación microbiológica mediante test de anticuerpos en suero (mediante extracción venosa de una muestra de sangre). La cuantificación de anticuerpos IgG en suero se realizó mediante un ensayo de inmunoadsorción enzimática (ELISA); esta técnica proporciona una información más precisa, ya que permite obtener una medida cuantitativa de la titulación de anticuerpos, identificando niveles bajos que los test rápidos pueden no ser capaces de detectar.

La repetición periódica (cada 3 semanas) de la intervención ha permitido estudiar la evolución en el tiempo, tanto de los datos recogidos en la encuesta, como de los niveles de anticuerpos en la población.


EN CASTILLA Y LEÓN 7.670 PERSONAS HAN PARTICIPADO EN EL ESTUDIO,

SIENDO LAS TASAS DE PARTICIPACIÓN Y LA ADHERENCIA AL ESTUDIO SUPERIORES A LA MEDIA NACIONAL


QUEREMOS AGRADECER A TODAS Y CADA UNA DE ESTAS PERSONAS

SU DISPONIBILIDAD, CONFIANZA Y GENEROSIDAD


SIN SU COLABORACIÓN, ESTE ESTUDIO NO HABRÍA SIDO POSIBLE

¡MUCHAS GRACIAS!


A continuación puede acceder a un breve documento con los resultados más relevantes del estudio