La gripe es una enfermedad infecciosa aguda altamente contagiosa. Se transmite fácilmente al toser, estornudar o mediante las secreciones nasales.

Cualquier persona puede tener gripe y generalmente se recupera en una semana sin necesidad de tratamiento o cuidado hospitalario. Sin embargo, en ocasiones, la gripe puede complicarse e incluso producir la muerte. Estas complicaciones son especialmente graves en personas de alto riesgo como son los ancianos; también los niños, jóvenes y adultos con enfermedades crónicas pueden sufrir una descompensación o reagudización de su patología.

La gripe durante el embarazo también puede causar complicaciones.

gripe corta por lo sanoNo solo para mayores


Si te vacunas, te proteges a ti mismo y evitas contagiar a los que te rodean.

¿Es segura la vacuna?

Sí. La vacuna antigripal se prepara con virus muertos por lo que no pueden causar gripe. La vacuna antineumocócica tampoco puede causar la enfermedad. En algunas ocasiones se pueden producir problemas leves como molestias locales en el lugar de inyección y/o fiebre.

La posibilidad de que ocurra una reacción grave tras la vacunación es extremadamente baja y siempre mucho menor que las posibles complicaciones de la enfermedad.