Introducción


En la elaboración de este protocolo se establece una Guía Práctica de Actuación con pautas actualizadas de la Comision Clínica de Infecciosas del Hospital.

Los profesionales expuestos a la sangre o fluidos en determinados grupos de pacientes, tienen un riesgo, aunque pequeño, de contraer algunas enfermedades infecciosas como el VIH, virus de !a Hepatitis C y B.

En el caso de que a pesar de cumplir con las medidas preventivas se produzca un contacto con sangre infectada y un posible contagio por parte de un trabajador, este debe saber que nuestra Iegislacion no contempla el Sida o Hepatitis como enfermedad profesional. La situación legal, si el trabajador resultase efectivamente contagiado, correspondería a un Accidente de Trabajo, y tendría derecho a todas las compensaciones económicas y sociales previstas por la ley para los mismos.

Precauciones Universales


Constituyen las medidas más eficaces de transmisión.

Sin embargo, no garantizan la eliminación absoluta de este riesgo, con la consiguiente necesidad de tener a nuestro alcance una pauta de actuación clara que esté al alcance de todos los profesionales sanitarios. Mejorar el acceso a unas medidas profilácticas que, en algunas circunstancias, pueden ser vitales para el personal sanitario, debe ser uno de los objetivos de todo Centro Hospitalario.

Riesgo


Productos infecciosos: se consideran con riesgo de transmisión además de la sangre, el semen y la secreción vaginal, líquido pleural sinovial, peritoneal, pericárdico, el LCR, líquido amniótico y la leche materna.

Otros líquidos corporales como la orina y la saliva no se consideran de riesgo.

El riesgo medio de infección por VIH a partir de exposiciones percutáneas con sangre VIH positiva es del 0.3%. En un estudio de casos-control multicéntrico se comprobó que el riesgo se incrementaba para exposiciones complicadas como:

  • Lesiones profundas del trabajador sanitario

  • Presencia de sangre visible en el objeto causante de la lesión

  • Maniobra que coloca directamente la aguja en la arteria o vena del paciente fuente (por ejemplo una aguja usada para la extracción de sangre)

La identificación de estos factores de riesgo en el estudio caso-control sugiere que el riesgo para la infección por el VIH excede el 0.3% para las exposiciones percutáneas que se complican con grandes volúmenes de sangre y/o se incrementa con un título alto de VIH en la sangre.

Los riesgos para la exposición de mucosas y piel a sangre infectada por el VIH (de media, aproximadamente del 0.1% y menor de 0.1% respectivamente) probablemente también dependa del volumen en sangre y de los títulos de VIH. El riesgo es probablemente más alto para contactos con piel que son prolongados, cuando el área de exposición es extensa, o en los cuales la integridad de la piel está visiblemente comprometida.

Existen evidencias, aunque limitadas, de la eficacia de un tratamiento con antiretrovirales en Ia prevención de la infección por VIH tras una inoculación percutánea accidental. Su empleo se ha asociado a una disminución del riesgo de Seroconversión de aproximadamente un 80% (IC 95% 43-94%).

En personal no inmune no vacunado de la Hepatitis B el riesgo global de adquirir la enfermedad con donantes HbsAg positivo es del 5% y se eleva al 43% si el donante es Antígeno e positivo. La vacuna frente al Virus de la Hepatitis B: es altamente eficaz para disminuir la incidencia de la transmisión de este virus. Más del 90% de los trabajadores vacunados están protegidos; por este motivo recordamos a todos los No Vacunados que soliciten consulta en Salud Laboral.

En el momento actual no se ha demostrado ningun tratamiento específico eficaz para prevenir la infección del Virus de la Hepatitis C.

Acción Inmediata


Tras una exposición se deberán seguir las pautas de acción locales habituales:


  • Accidentes percutáneos:
    • Retirar el objeto con el que se ha producido el pinchazo.
    • Limpiar la herida con agua corriente sin restregar, permitiendo a la sangre fluir libremente durante 2 ó 3 minutos bajo agua corriente. Inducir el sangrado si es necesario.
    • Desinfectar la herida con povidona yodada, gluconato de clorhexidina, u otro desinfectante.
    • Cubrir la herida con un apósito impermeable.
  • Salpicaduras de sangre o líquidos a piel:
    • Lavado con jabón y agua.
  • Salpicaduras de sangre o líquidos a mucosas:
    • Lavado con agua abundante.


Medidas extraordinarias como la aplicación de agentes cáusticos podrían ser perjudiciales y no han demostrado prevenir la transmisión de patógenos a través de la sangre (p.e. la lejía es un desinfectante de superficie, no de materia orgánica).

Comunicar el accidente


El periodo de que dispone para prevenir el contagio con el virus, fundamentalmente en el caso del VIH, es corto; por tanto, es imprescindible educar al personal sanitario en la conveniencia de declarar el accidente de forma inmediata.

Se aconseja declarar todos los accidentes aunque la fuente no sea conocida.

En la mayoría de los casos (trabajador vacunado y protegido frente al Virus de la Hepatitis B y fuente conocida VIH y VHC negativo) no será necesario un seguimiento posterior.

Es obvio que en estas circunstancias es imprescindible extremar la CONFIDENCIALIDAD de la Historia Clínica por todo el personal sanitario que atienda al profesional expuesto y al enfermo posible fuente de infección.


Autorización para el estudio de la "fuente"

Solicitará su Autorización el Médico responsable del Servicio del paciente. Las Autorizaciones están disponibles en los diferentes Controles de Enfermería. Se archivará en la Historia Clínica del enfermo.

El Médico solicitante deberá de informar de los resultados derivados del estudio al paciente interesado. En caso de que la primera determinación del VIH fuera positiva, deberá esperarse a su confirmación con una segunda técnica antes de informar al interesado.

Las recomendaciones emanadas de algunas instituciones sanitarias (Comisiones Hospitalarias, etc.) defienden que se solicite al paciente su autorización, expresa y por escrito, para someterse a la prueba analítica que demuestre la presencia de anticuerpos o enfermedad en él. La prueba debe considerarse, por tanto, voluntaria. Sólo en casos de Urgencia o pérdida de conciencia puede prescindirse de este requisito.

Volantes de la fuente

El mismo Médico rellenará un volante blanco de Urgencias remitido a Salud Laboral y firmado por el Médico solicitante, en el que conste: "Exposición Accidental. Fuente". No es preciso especificar determinaciones bioquímicas ni serológicas. El Servicio de Laboratorio estudiará las muestras remitidas del trabajador y de la fuente según protocolo. "Se remitirán 2 tubos secos tapón rojo".

Servicio de Urgencias. Laboratorio


El Adjunto de Urgencias atenderá al trabajador.

En el Informe de Urgencias

Se resumirá el tipo de exposición, con o sin fuente conocida (no especificar nunca el nombre de la fuente probable de contagio) y las medidas profilácticas iniciadas en su caso. En el informe deberá constar el número de Historia Clínica de la fuente.


Volante del trabajador

Rellenará un Volante de Analítica Urgente remitido en el que conste: "Exposición Accidental, Trabajador". Se hará constar también si existe "Fuente conocida y NHC", o bien "Fuente desconocida". No es preciso especificar determinaciones bioquímicas ni serológicas. Si la fuente es conocida pero no accede a su estudio, se considerará a efectos de rellenar el Volante come Fuente desconocida. El Servicio de Laboratorio estudiará las muestras remitidas del trabajador y de la fuente según protocolo. "Se remitirán 2 tubos secos tapón rojo".

El Servicio de Laboratorio determinará serología VIH urgente a la fuente, entregando el resultado en menos de 4 horas. El resto de serología (VHB y VHC) se entregará en un plazo de 48 horas.

El Adjunto de Urgencias valorará los tratamientos profilácticos que se deben iniciar según el protocolo. En caso de duda, deberá consultar al responsable de Salud Laboral o al Internista de Guardia.

Existe en Farmacia: Gammaglobulina Antihepatitis B (Alonga), Vacuna del Virus de la Hepatitis B, Fármacos Antiretrovirales (pauta más común con AZT, 3TC e indinavir). Consultar Indicaciones y Dosis en Protocolo.

Se remitirá al paciente a Consulta de Salud Laboral solicitándola en el Servicio de Admisión (Jefe o Supervisora de Admisión).

Deberá firmar el Parte de Accidente Laboral disponible en el Control de Urgencias y dárselo al trabajador. El interesado debe presentarlo en Personal.

Seguimiento en Consulta de Salud Laboral


Es imprescindible que el accidentado acuda a la Consulta de Salud Laboral para abrir una ficha de "Exposición Accidental" según protocolo. Esta ficha queda, junto con todos los análisis, archivada en una Historia independiente del Archivo General del Hospital como se acordó en la Mesa de Salud Laboral.

Cuando el responsable de Salud Laboral esté de permiso, se hará responsable el Médico Internista de guardia del seguimiento del accidente laboral.

¿Qué debe hacer el trabajador accidentado?

  • En primer lugar tranquilizarse y lavar la zona de contacto según las pautas de acción locales habituales. Ver acción inmediata en protocolo ante cualquier duda.
  • Comunicar el Accidente:
    1. Al Médico de su Servicio o de la planta sólo en el caso de existir una fuente de posible contagio conocida. Éste consultará la Historia Clínica del paciente y cursará el de Analítica del paciente, previo consentimiento.

    2. Acudir al Servicio de Urgencias para ser valorado, recibir el Informe Médico correspondiente y la declaración de Accidente Laboral para presentar en Personal.

  • Solicitar cita para la consulta de Salud Laboral en el Servicio de Admisión.

  • Si no existiera fuente conocida, también se declarará el accidente siguiendo los pasos anteriores.

El trabajador no debe

  • No declarar el accidente por verguenza, ya que puede beneficiarse de ello.

  • Esperar a declarar el accidente. El protocolo está disponible en los Controles de Enfermería del Hospital.

  • Asumir su propio seguimiento analítico.

Rogamos a todos Ios trabajadores afectados por este tipo de accidente laboral que respeten la norma establecida en este protocolo para conseguir una mayor eficacia en su aplicación.

Anexo


Desde el Servicio de Urgencias se administrarán los tratamientos profilácticos que estén indicados según el protocolo.

En caso de VIH (+), avisar al Internista para la instauración y seguimiento de tratamiento profiláctico si fuera necesario.

Se deberá dar cobertura al personal de Atencion Primaria de la Zona, que lo solicite.

Exposición Accidental a material potencialmente contaminante de un paciente


Exposición Accidental a material potencialmente contaminante de un pacienteExposición Accidental a material potencialmente contaminante de un paciente
* Sólo en caso de pérdida de conciencia o "Urgencia" se podrá prescindir de este requisito.
** No es necesario especificar ninguna determinación bioquímica ni sexológica. El Laboratorio actuará según protocolo.