El deporte de competición crea con frecuencia en el deportista problemas psicológicos relacionados con situaciones diversas: desajustes entre objetivos y resultados, stress pre-competición, estados de ansiedad, trastornos del sueño o la alimentación, dependencia del deporte... Estas situaciones plantean, en algunas ocasiones, problemas de salud que afectan a su vida personal y secundariamente a su rendimiento obstaculizando la consecución de logros deportivos.


La Unidad de Psicología Clínica tiene como objetivo la evaluación psicológica de deportista dirigida a un desarrollo armónico de la persona y la introducción del entrenamiento psicológico mediante estrategias y habilidades mentales que permitan mejorar su desarrollo integral y al mismo tiempo su rendimiento deportivo.