Es objetivo prioritario de la Unidad de Medicina Interna la salvaguarda de la salud del deportista. El diagnóstico precoz de procesos agudos o crónicos y su tratamiento o derivación a otros centros especializados es fundamental para en primer lugar garantizar la salud y, en segundo lugar, la interrupción de su programa de entrenamiento el menor tiempo posible.


La adecuación de los ritmos de entrenamiento a las limitaciones impuestas por determinadas patologías crónicas (hiperreactividad bronquial, alergias, metabolicopatías, enfermedades cardiovasculares, etc..) exigen un control médico sistemático y especializado de los deportistas afectados, que es realizado desde la Unidad de Medicina Interna con el apoyo de otras unidades del centro.


Por último es función de esta unidad en colaboración con la Unidad de Medicina Deportiva la Valoración Nutricional y elaboración de programas de nutrición individualizados según las características fisiológicas funcionales del deportista y en relación con el momento de la temporada deportiva. Al mismo tiempo se llevará a cabo la elaboración de dietas adaptadas a pacientes según su patología específica (dislipemias, diabetes, sobrepeso, déficit nutricionales) y realización de su control evolutivo para garantizar la adecuación de éstas a la situación específica del deportista.