"Invertir en la eliminación de la hepatitis"


El día 28 de julio se celebra el Día Mundial de la Hepatitis promovido por la OMS con el objetivo de reclamar una mayor atención de la sociedad sobre esta enfermedad y sus complicaciones, difundiendo los conocimientos sobre ella.

Este año 2019, la Organización Mundial de la Salud (OMS) fija el objetivo de la campaña en incrementar la financiación de los servicios de prevención, tratamiento y atención de la hepatitis en el contexto de la cobertura universal de salud.

La campaña de este año se plantea los siguientes objetivos:

  • Instar a los responsables de las políticas nacionales y regionales a aumentar los compromisos políticos y económicos para que haya una respuesta a las hepatitis.

  • Poner de relieve los nuevos estimados de costos de la OMS sobre la eliminación de la hepatitis en el contexto de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) relacionados con la salud y la cobertura universal de salud para el 2030.

  • Alentar a las personas a buscar acceso a los servicios de prevención, prueba y tratamiento de las hepatitis.

Con esta campaña se pretende invitar a los ministerios de sanidad y las organizaciones asociadas de las oficinas regionales de la OMS, a que se unan a la celebración del Día Mundial contra las Hepatitis.

La hepatitis infecciosa es una enfermedad producida por virus. Los virus de la hepatitis A, B, C, D y E pueden causar infección e inflamación grave y crónica del hígado. Los virus producen la mayor parte de las hepatitis, pero el consumo de alcohol o drogas también puede producir hepatitis. En otros casos, en una enfermedad autoinmune, de forma que el organismo ataca equivocadamente sus propios tejidos.

Las infecciones por el virus de la hepatitis se han extendido y afectan a 400 millones de personas en todo el mundo, más de 10 veces el número de personas infectadas con el VIH. A nivel mundial, alrededor de 1,4 millones de personas muere cada año a causa de ésta enfermedad. Se estima que sólo el 5 % de las personas con hepatitis crónica sabe que tiene la infección y menos del 1 % de los afectados tiene acceso al tratamiento. La hepatitis sigue siendo una enfermedad en gran medida olvidada o desconocida.

Sin embargo, las hepatitis son prevenibles y tratables: existen vacunas y tratamientos efectivos para la hepatitis B y más del 95% de las personas con hepatitis C pueden curarse con el tratamiento. La eliminación de la hepatitis como un problema de salud pública para el año 2030 se puede lograr, con un mayor acceso a la prevención y al tratamiento para las personas afectadas.

La hepatitis A se adquiere a través de los alimentos o del agua contaminada por el virus. La Hepatitis B, a través del contacto con sangre y/o fluidos corporales, al mantener relaciones sexuales sin protección, al compartir jeringuillas así como utensilios de higiene personal (cepillos de dientes, cuchillas de afeitar), al realizar acupuntura, tatuajes y/o piercings en condiciones higiénico sanitarias deficientes, y de madre a hijo durante el momento del nacimiento y la lactancia. La hepatitis C se contagia también mediante contacto con sangre de una persona infectada por el virus.

En ausencia de vacunación, la hepatitis B es el tipo más frecuente de hepatitis diagnosticada que, en la mayor parte de los casos, supone una infección aguda que se resuelve totalmente, aunque en ocasiones pueda cronificarse. La hepatitis C es la que más se cronifica y evoluciona a cirrosis con mayor frecuencia.

Los síntomas de la enfermedad pueden ser inespecíficos en algunos casos o no presentar síntomas. En otros puede haber pérdida de peso, náuseas y vómitos, diarrea, orina oscura y heces de coloración pálida, dolor abdominal e ictericia (tonalidad amarilla de la piel y los ojos).

La enfermedad puede cursar de forma aguda y/o crónica y en los casos más graves y complicados puede desembocar en cirrosis y cáncer hepático.

Estrategia Mundial contra las Hepatitis Víricas 2016-2021. OMS

La OMS ha desarrollado la primera Estrategia Mundial del Sector de la Salud contra las Hepatitis Víricas para 2016-2021, que fue aprobada en la 69ª Asamblea Mundial de la Salud en mayo de 2016. Se trata de una oportunidad para redoblar los esfuerzos nacionales e internacionales de lucha contra esta enfermedad e instar a los asociados y a los Estados Miembros a que presten apoyo a su aplicación.

La nueva estrategia contiene las primeras metas mundiales con respecto a las hepatitis víricas, entre las que se encuentran la reducción de los nuevos casos de hepatitis B y C en un 30% y la reducción de la mortalidad en un 20% para 2020.

Las principales medidas consisten en ampliar los programas de vacunación contra la hepatitis B; mejorar la seguridad de las inyecciones, transfusiones e intervenciones quirúrgicas; ampliar los servicios de "reducción de daños" para los consumidores de drogas por vía parenteral y mayor accesibilidad al diagnóstico y tratamiento de las hepatitis B y C.

Se estima que el 95% de las personas con hepatitis no saben que están infectadas. Las pruebas para detectarlas son complejas y pueden ser caras; además, la capacidad de los laboratorios es reducida en muchos países.

No obstante, las directrices sobre la realización de pruebas de detección de las hepatitis que publica la OMS asesoran a los países sobre la adopción de estrategias más simples que les permiten ampliar los servicios necesarios para realizar esas pruebas.

El desconocimiento y el escaso acceso a los servicios de tratamiento de las hepatitis a nivel mundial significan que la mayoría de las personas que necesitan tratamiento no lo reciben. Y lo cierto es que más del 90% de las personas con hepatitis C pueden curarse completamente en un plazo de 3 a 6 meses.

El tratamiento apropiado de las hepatitis B y C puede evitar la aparición de las graves complicaciones, potencialmente mortales, de las hepatopatías crónicas: la cirrosis y el cáncer de hígado.

En opinión de la OMS, la ampliación del tratamiento permitirá salvar 7 millones de vidas entre 2015 y 2030, con los consiguientes beneficios económicos para las comunidades.

El Día Mundial de la Hepatitis, el 28 de julio, es una oportunidad para dar impulso a todos los esfuerzos para implementar esta primera estrategia mundial de la OMS contra la hepatitis vírica y ayudar a los Estados Miembros a alcanzar la meta final que es eliminar la enfermedad.

Las actividades y la sensibilización relacionadas con el Día Mundial de la Hepatitis están diseñadas para:

  • Construir y aprovechar el compromiso político tras la aprobación oficial de la Estrategia Mundial del Sector de la Salud contra las Hepatitis Víricas en la Asamblea Mundial de la Salud del año 2016.

  • Mostrar las respuestas nacionales emergentes a la hepatitis en países con grandes cargas de enfermedad.

  • Fomentar las acciones y el compromiso de las personas, los socios y el público.

  • Destacar la necesidad de una mayor respuesta global como se indica en el informe de la OMS sobre la hepatitis mundial de 2017.


Situación en España y Castilla y León

En España, la hepatitis es una Enfermedad de Declaración Obligatoria (EDO), es decir, tiene que notificarse al Sistema de Enfermedades de Declaración Obligatoria, sistema básico de la Red de Vigilancia Epidemiológica. En Castilla y León se notifican independientemente tres tipos de hepatitis: A, B y C.

En 2018, en Castilla y León, se notificaron 103 casos de hepatitis A, con una tasa de 4,25 casos por 100.000 habitantes, inferior a la tasa de 2017. El brote de hepatitis A tuvo lugar en toda Europa, incluida España, y que afectó principalmente a hombres que tienen sexo con hombres ha remitido. En 2018 el 65% de los casos ocurrieron en hombres y el 32% en personas entre 20 y 34 años. Hubo 27 casos en menores de 15 años (5,6%).

A nivel nacional, con datos provisionales, se notificaron 1697 casos, con una tasa de 3,63 casos por 100.000 habitantes, claramente inferior a la de 2017.

Imagen 1Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoImagen 1

Los casos de hepatitis B notificados en 2018 fueron 28, con una tasa de 1,15 casos por 100.000 habitantes. El 82% de los casos fueron hombres y el 46 % tenían 40 o más años. En 2018 se ha observado un ligero repunte de los casos. los casos han ido descendiendo paulatinamente y en este año se observa un descenso importante.

A nivel nacional, con datos provisionales, se han notificado 664 casos que representan una tasa de 1,41 casos por 100.000 habitantes.


Imágen 2Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoImágen 2

En 2018, se notificaron en Castilla y León 94 casos de hepatitis C, con una tasa de 3,86 casos por 100.000 habitantes, mayor que el año anterior. El 56% fueron hombres y el 69% de los casos tenían entre 40 y 64 años. En 2018 se observa un aumento de los casos notificados respecto a los años anteriores.

Imágen 3Imagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contextoImágen 3

Si bien en la actualidad se dispone de tratamientos efectivos, la detección precoz y la instauración de un buen control y seguimiento favorecen el éxito de la evolución.

En España, casi millón y medio de personas son portadoras del virus B o C de la hepatitis, aunque sólo el 10% lo sabe.

Para poder poner en marcha medidas de prevención (fundamentalmente en el virus de la hepatitis B) es importante saber cuáles son los mecanismos de transmisión del virus a partir de los enfermos o portadores. La vacunación universal ha sido la medida más eficaz para luchar contra la infección por el virus de la hepatitis B.

El calendario de vacunación infantil de Castilla y León incluyó la vacuna frente a hepatitis B al nacimiento en 1999, habiéndose alcanzado altas coberturas de forma mantenida hasta la actualidad. Además en nuestra Comunidad, a través del protocolo de atención a la embarazada, se descarta la presencia de antígeno frente a la hepatitis B, lo que permite adaptar la pauta vacunal en el recién nacido.

El 14 de diciembre de 2018 se publicó el Calendario Oficial de Vacunaciones Sistemáticas a lo largo de la vida de las personas para la Comunidad de Castilla y León en el que se recoge la vacunación frente a hepatitis B, con tres dosis, a los 2, 4 y 11 meses de edad.


En los recién nacidos que son hijos de madre portadora del antígeno de la hepatitis B (Ag HBs) se administrará vacuna monovalente al nacimiento junto inmunoglobulina específica HB. En estos niños la pauta será de 4 dosis a los 0, 2, 4 y 11 meses de edad.


Además se realiza la vacunación selectiva para aquellos adultos que pertenezcan a algún grupo de riesgo o tengan prácticas de riesgo:

· Personas que por su ocupación están expuestas frecuentemente a sangre, productos sanguíneos o fluidos corporales que pueden contener virus

· Población de Instituciones Penitenciarias y personal que trabaja en contacto con ella.

· Personas discapacitadas intelectuales que están acogidas en instituciones y personal que trabaja en contacto con ellas.

· Convivientes y contactos sexuales de personas con infección aguda o crónica de virus de la hepatitis B.

· Personas con Hemofilia y otros receptores habituales de transfusiones de sangre u otros hemoderivados.

· Pacientes sometidos a prediálisis y hemodiálisis.

· Pacientes en programas de trasplantes.

· Personas infectadas por el Virus de la Inmunodeficiencia Humana, VIH.

· Personas con hepatopatías crónicas.

· Personas que practican punciones cutáneas frecuentes, no controladas (drogodependientes por vía parenteral, etc).

· Población que cambia frecuentemente de pareja (con independencia de su orientación sexual).

· Viajeros desde zonas de baja incidencia a regiones con mayor incidencia y para quienes tienen un alto riesgo.

Para saber más:

Portal de Salud de Castilla y León

Calendario común de vacunación infantil

http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/vacunaciones/vacunacion-infantil-1Este enlace se abrirá en una ventana nueva


https://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/vacunaciones/vacunacion-infantil-13eb2f/calendario-vacunacion-infantil-castilla-leon-2018

https://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/vacunaciones/vacunacion-infantil-13eb2f/vacunacion-hepatitis-b

Vacunación en adultos. Hepatitis B

https://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/vacunaciones/vacunacion-adultos/recomendaciones-vacunacion-adultos/personas-deben-vacunarse-hepatitis-b


Vacunaciones en adultos: Hepatitis A

https://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/vacunaciones/vacunacion-adultos/recomendaciones-vacunacion-adultos/personas-deben-vacunarse-hepatitis

Organización Mundial de la Salud (OMS). Día Mundial de la Hepatitis

http://www.who.int/es/campaigns/world-hepatitis-day/2018Este enlace se abrirá en una ventana nueva

MedlinePlus

http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/hepatitis.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Instituto Nacional de Diabetes y Enfermedades Digestivas y del Riñón Americano (en castellano)

https://www.niddk.nih.gov/health-information/informacion-de-la-salud/enfermedades-higadoEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Federación Nacional de Enfermos Trasplantados Hepáticos

http://www.fneth.orgEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Aula de Pacientes del Portal de Salud de Castilla y León.

  • Guía "Hepatitis C. Cuestiones de Interés"

http://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/guias-aula/hepatitis-cEste enlace se abrirá en una ventana nueva


  • Guía informativa para pacientes candidatos a trasplante hepático y trasplantados hepáticos.

http://www.saludcastillayleon.es/AulaPacientes/es/guias-aula/trasplante-hepaticoEste enlace se abrirá en una ventana nueva