El Día Mundial de la Audición se celebra el 3 de marzo de cada año para crear conciencia sobre cómo prevenir la sordera y la pérdida de audición y promover el cuidado auditivo en todo el mundo. Cada año, la OMS decide el tema y elabora un folleto sobre el tema basado en la mejor evidencia. Este año el lema del Día Mundial de la Audición es: "Revisa tu audición".

Este año la OMS pretende destacar la prevención de la pérdida de audición para afrontar el problema. Según la OMS, todas las personas deben controlar su audición de vez en cuando, especialmente aquellas que tienen un mayor riesgo de pérdida auditiva, como adultos mayores de 50 años, quienes trabajan en lugares ruidosos, quienes escuchan música a grandes volúmenes durante largos períodos de tiempo y quienes experimentan problemas en los oídos.

El 3 de marzo de 2019, la OMS lanzará una aplicación gratuita que permite a las personas verificar su audiencia. La aplicación HearWHO se utilizará para:

  • Concienciar sobre la importancia de la audición.
  • Aliente a las personas a revisar su audición regularmente y practicar una audición segura
  • Permitir que los trabajadores de salud verifiquen el estado de audiencia de las personas en sus comunidades

Según la OMS, más del 5% de la población mundial (360 millones de personas) padece pérdida de audición discapacitante (328 millones de adultos y 32 millones de niños). Por pérdida de audición discapacitante se entiende una pérdida de audición superior a 40 dB en el oído con mejor audición en los adultos, y superior a 30 dB en el oído con mejor audición en los niños. La mayoría de las personas afectadas vive en países de ingresos bajos y medianos. Aproximadamente una tercera parte de las personas mayores de 65 años padece pérdida de audición discapacitante.

Las principales causas de pérdida de audición son:

  • Infecciones crónicas del oído
  • Enfermedades prevenibles mediante la vacunación, como la rubeola, el sarampión, la parotiditis y la meningitis
  • Bajo peso al nacer, ictericia del recién nacido y falta de oxígeno durante el parto
  • Ruidos excesivos
  • Medicamentos, como la gentamicina y la estreptomicina
  • El envejecimiento.

Según la OMS, la prevención primaria puede evitar la mitad de los casos de pérdida de audición. La pérdida de audición puede prevenirse en gran parte con medidas de salud pública como la vacunación, la atención de la salud de la madre y el niño y las prácticas seguras en materia de higiene del trabajo.

La detección e intervención tempranas son fundamentales para minimizar las consecuencias de la pérdida de audición, en el desarrollo y el rendimiento escolar del niño. En los lactantes y niños pequeños con pérdida de audición, la detección y el tratamiento tempranos en el marco de programas de detección auditiva neonatal pueden mejorar los resultados lingüísticos y escolares del niño al evitar los problemas de adquisición del lenguaje.

La Junta de Castilla y León a través del Programa de Detección Precoz de Hipoacusia ofrece a todos los niños que nacen en nuestra región la posibilidad de conocer si tienen problemas de audición mediante la realización de una sencilla prueba.


PARA SABER MÁS:

CONFEDERACIÓN ESPAÑOLA DE FAMILIAS DE PERSONAS SORDAS


http://www.fiapas.es/FIAPAS/index.htmlEste enlace se abrirá en una ventana nueva



PORTAL DE SALUD DE LA JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN


http://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/protege-salud/salud-infantil/deteccion-precoz-atencion-integral-hipoacusia-infantilEste enlace se abrirá en una ventana nueva