"Aprendizaje para los pueblos, el planeta, la prosperidad y la paz"

La Asamblea General de las Naciones Unidas, decide proclamar el 24 de enero Día Internacional de la Educación, mediante Resolución aprobada el 3 de diciembre de 2018. En esta resolución se reconoce "que la educación desempeña un papel fundamental en la creación de sociedades sostenibles y resilientes y contribuye al logro de todos los demás Objetivos de Desarrollo Sostenible; aumenta la productividad de las personas y el potencial de crecimiento económico, desarrolla las competencias necesarias para el trabajo decente y las aptitudes profesionales necesarias para el desarrollo sostenible, en particular en las esferas del agua y el saneamiento, la energía ecológica y la conservación de los recursos naturales, ayuda a erradicar la pobreza y el hambre, contribuye a mejorar la salud, promueve la igualdad entre los géneros y puede reducir la desigualdad, y promueve la paz, el estado de derecho y el respeto de los derechos"


La UNESCO, que es la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, considera que "una educación de calidad es el cimiento de la salud y el bienestar y para llevar una vida productiva y saludable cada individuo debe poseer los conocimientos necesarios para la prevención de enfermedades y patologías. Para estudiar como es debido los niños y los adolescentes necesitan una alimentación adecuada y gozar de buena salud. Las estadísticas presentadas por el Informe de Seguimiento de la Educación en el Mundo de la UNESCO demuestran que el alto nivel de educación alcanzado por las madres contribuye al mejoramiento de los índices de vacunación y de la nutrición de los niños, reduce el número de muertes infantiles que se pueden prevenir, así como la mortalidad materna y el número de personas infectadas por el VIH"


Una educación de calidad hace posible que las personas adquieran conocimientos, competencias, valores y actitudes que les permiten desarrollar vidas saludables y plenas, a través de la toma de decisiones adecuadas y libres.


La Organización Mundial de la Salud (OMS), define los determinantes sociales de la salud como aquellas "circunstancias en que las personas nacen, crecen, viven, trabajan y envejecen, incluido el sistema de salud. Esas circunstancias son el resultado de la distribución del dinero, el poder y los recursos a nivel mundial, nacional y local, que depende a su vez de las políticas adoptadas". Los determinantes sociales de la salud explican la mayor parte de las desigualdades sanitarias o diferencias injustas en las diferentes poblaciones. Un aspecto fundamental sería mejorar las condiciones de vida cotidianas de las poblaciones invirtiendo en los primeros años de vida, por ejemplo y entre otras cosas, en educación, ofreciendo enseñanza primaria y secundaria obligatoria de calidad a todos los niños y niñas.


Para saber más:

Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO)

https://es.unesco.org/commemorations/educationdayEste enlace se abrirá en una ventana nueva

https://en.unesco.org/sites/default/files/education-day-2020-concept-note-es.pdfEste enlace se abrirá en una ventana nueva

https://es.unesco.org/themes/educacion-salud-y-bienestarEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Organización Mundial de la Salud (OMS)

https://www.who.int/dg/speeches/2010/educationandhealth_20100920/es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva