El 15 de febrero se celebra en todo el mundo el Día Internacional del Cáncer Infantil, promovido por la Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer (Childhood Cancer Internacional, CCI) e instituido en Luxemburgo en el año 2001.


El objetivo de esta celebración es sensibilizar e informar a la población de la necesidad de un acceso rápido al diagnóstico y tratamiento adecuado cuando el cáncer afecta a niños y niñas, y también a los y las adolescentes. Es importante mejorar el diagnóstico y el tratamiento y para ello es necesario invertir en la investigación.


Según indica el Registro Nacional de Tumores Infantiles (RNTI), en un informe del año 2017, España se sitúa en el contexto europeo occidental, con unas cifras de incidencia similares a las europeas, lo que significa alrededor de 1.000 casos nuevos cada año (en niños y niñas de 0 a 14 años) y además, en la comparación de la incidencia del cáncer infantil por tipos de tumores, en España y en Europa, se aprecia que ambos perfiles son muy similares.


Según esta misma fuente, los tumores más frecuentes son las leucemias, los tumores del sistema nervioso central y los linfomas y, como dato muy positivo, indicar que desde 1990 la incidencia de los casos de cáncer infantil no ha aumentado. Los datos de supervivencia también son esperanzadores. La tasa de supervivencia a los 5 años en niños y niñas de 0 a 14 años alcanza casi el 80%, según la Sociedad Española de Hemato-Oncología Pediátrica.


En Castilla y León, el Registro Poblacional de Cáncer es un sistema de Información para la clasificación y análisis de los casos de cáncer que se producen en personas residentes en ella. En él se han ido incorporando paulatinamente, desde su creación en 2005, datos sobre tumores incidentes en pacientes de la Comunidad, obteniéndose datos tanto de carácter autonómico como provincial.



Como en la actualidad no es posible realizar medidas preventivas para el cáncer infantil, dado que no existe un conocimiento claro de sus causas, la lucha contra la enfermedad se basa fundamentalmente en un diagnóstico y asistencia sanitaria rápida y apropiada. El porcentaje de curación del cáncer en niños es del 85%.


Los niños que sufren esta enfermedad tienen que enfrentarse a un cambio importante en su vida, además de atravesar situaciones dolorosas física y psicológicamente, debido a los tratamientos y pruebas diagnósticas. Por eso, es de gran ayuda el apoyo de su entorno y de la comunidad.

Para saber más:

Sociedad Española de Hematología y Oncología Pediátricas.

http://www.sehop.org/cancer_infantilEste enlace se abrirá en una ventana nueva

Asociación española contra el cáncer – aecc

https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerInfantil/CancerInfantil/Paginas/HomeCancerInfantil.aspxEste enlace se abrirá en una ventana nueva

PYFANO: Asociación de padres, familiares y amigos de niños oncológicos de Castilla y León.

http://www.pyfano.es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Federación Española de Padres de Niños con cáncer

http://cancerinfantil.org/conocenos/ninosconcancer/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Confederación Internacional de Organizaciones de Padres de Niños con Cáncer (Childhood Cancer Internacional, CCI)


http://childhoodcancerinternational.org/Este enlace se abrirá en una ventana nueva