Fecha de publicación:18/11/2017

Día EuropeoPlan Estratégico







El Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos es una iniciativa europea de salud pública que se celebra cada 18 de noviembre. Su objetivo es sensibilizar sobre la amenaza que la resistencia a los antibióticos supone para la salud pública y fomentar el uso prudente de los mismos. El Centro Europeo para la Prevención y el Control de las Enfermedades (ECDC), promueve cada año la campaña de sensibilización de este Día Europeo, dirigida a profesionales, instituciones, autoridades y población general, de todos los países de la Unión Europea. La campaña está centrada en alcanzar un uso más prudente de estos fármacos y disminuir su consumo innecesario. Gracias a la colaboración de expertos de toda Europa, el ECDC se encarga de elaborar dictámenes científicos y recomendaciones sobre los riesgos que plantean las enfermedades infecciosas actuales y emergentes. Los datos más recientes confirman que el número de pacientes infectados por bacterias resistentes crece en toda la Unión Europea. Usar con prudencia los antibióticos puede ayudar a detener el desarrollo de bacterias resistentes y conseguir que los antibióticos mantengan su eficacia para las generaciones venideras.

Este día europeo se enmarca dentro de la Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de los Antibióticos de 2017, promovida por la Organización Mundial de la Salud (OMS), y que se celebra mundialmente del 13 al 19 de noviembre. El lema de la OMS este año es “Pida asesoramiento a un profesional sanitario cualificado antes de tomar antibióticos”

Los antibióticos son una herramienta fundamental para tratar las infecciones provocadas por bacterias en personas y animales. Utilizarlos inadecuada y excesivamente contribuye al rápido aumento de las bacterias resistentes y, como consecuencia, a la pérdida de eficacia de los antibióticos en el tratamiento de diferentes infecciones. El desarrollo de resistencia a este tipo de medicamentos se considera ya uno de los problemas de salud pública más serios. Se trata de una amenaza global que afecta tanto a la salud humana como a la veterinaria, así como a las actividades ganadera y agrícola, el medioambiente, el comercio y la economía mundial.

Todos somos responsables de este fenómeno y, también, parte de la solución en la estrategia para impulsar el uso prudente de los antibióticos que garantice la eficacia de éstos en el futuro. Por ello, todas las organizaciones internacionales dedicadas a proteger la salud de la población reconocen la importancia de la promoción de medidas con el objetivo de preservar la efectividad de estos tratamientos, frente al constante desarrollo de la resistencia bacteriana. Buena muestra de esta estrategia, y de la relevancia del problema, es el acuerdo global recientemente firmado por los 193 países miembros de la ONU para hacer frente a esta cuestión.

En España, en el año 2014, el pleno del Consejo Interterritorial del SNS y el pleno de la Conferencia Sectorial del Ministerio de Agricultura, aprobaron el Plan Nacional de Resistencia a Antibióticos, con el objetivo de reducir el riesgo de selección y diseminación de resistencias a los antibióticos.

Desde la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que coordina el Plan Nacional frente a la Resistencia a los Antibióticos, con motivo de este día, se va a celebrar una Jornada del Día Europeo para el Uso Prudente de los Antibióticos, de carácter divulgativo, en la sede del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (salón de actos), Paseo del Prado, 18- 20. 28014, Madrid, el próximo viernes 17 de noviembre, cuyo objetivo es sensibilizar y concienciar a la sociedad en general y a los profesionales de la importancia del uso prudente de los antibióticos y de la gravedad del problema de la resistencia a los antimicrobianos.

¿Qué son los antibióticos?

Los antibióticos, también llamados antimicrobianos, son un tipo de medicamento que puede destruir las bacterias o impedir su crecimiento para curar infecciones bacterianas en las personas. No todos los antibióticos son eficaces contra todas las bacterias y un antibiótico determinado puede ser eficaz contra un sólo tipo de bacteria o contra varios.

¿Cuándo debo tomar antibióticos?

Los antibióticos no curan las infecciones causadas por virus, como el resfriado común o la gripe, y únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas. El diagnóstico correcto y la decisión respecto a la necesidad de administrar antibióticos son competencia exclusiva de los médicos.

¿Cómo tengo que tomar los antibióticos?

Si el médico ha confirmado que usted necesita antibióticos, es muy importante que los tome de forma responsable:

  • El uso inadecuado de antibióticos hace que las bacterias se vuelvan resistentes a estos medicamentos, por lo que es importante que no tome antibióticos por motivos equivocados ni de forma incorrecta.
  • Tome antibióticos sólo cuando se los recete el médico y siga sus recomendaciones, de manera que puedan seguir siendo eficaces también en el futuro.
  • No guarde los antibióticos que le sobren después del tratamiento. Si ha recibido más dosis de las que le recetaron, pregunte a su farmacéutico cómo debe desechar el medicamento que le sobre. Probablemente se lo pueda retirar la misma oficina de farmacia.

¿Por qué tengo que tomar los antibióticos de manera responsable?

El uso equivocado o incorrecto de los antibióticos puede hacer que las bacterias se vuelven resistentes frente a futuros tratamientos. Esto representa un riesgo para la salud, y no sólo para la persona que ha tomado los antibióticos de forma inadecuada, sino también para cualquier otra persona que pudiera contraer la bacteria resistente más adelante.

¿Qué es la resistencia a los antibióticos?

Se dice que una bacteria ha desarrollado resistencia cuando un antibiótico específico pierde su capacidad para destruir la bacteria o detener su crecimiento. Algunas bacterias son resistentes por naturaleza a determinados antibióticos y otras bacterias que normalmente son sensibles a los antibióticos se vuelven resistentes como consecuencia de alguna alteración genética. Las bacterias resistentes sobreviven en presencia del antibiótico y siguen multiplicándose, prolongando la enfermedad.

Recuerde:


  • Los antibióticos únicamente son eficaces para combatir las infecciones bacterianas; no le ayudarán a recuperarse de una infección causada por virus, como el resfriado común o la gripe.
  • Los antibióticos no impiden que los virus se diseminen a otras personas.
  • Cuando los antibióticos se emplean por razones equivocadas, por ejemplo, para combatir un resfriado o la gripe, no sólo no son beneficiosos sino que alteran el ecosistema bacteriano normal y favorecen nuevas infecciones por gérmenes resistentes y hongos.
  • El uso incorrecto de los antibióticos favorece que las bacterias se vuelvan resistentes a estos medicamentos, de manera que, si usted necesita antibióticos en el futuro, podrían no surtir efecto.
  • El consumo de antibióticos puede producir efectos secundarios.
  • Pida siempre consejo a un profesional sanitario antes de tomar antibióticos.

Para saber más:

Centro Europeo para la prevención y control de las enfermedades (ECDC): Día Europeo para el uso responsable de los antibióticos (Página en Inglés)

https://ecdc.europa.eu/en/news-events/european-antibiotic-awareness-day-2017Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Organización Mundial de la Salud (OMS). Semana Mundial de Concienciación sobre el Uso de Antibióticos.

http://www.who.int/campaigns/world-antibiotic-awareness-week/es/Este enlace se abrirá en una ventana nueva


Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios.

https://www.aemps.gob.es/laAEMPS/eventos/AEMPS/2017/J-dia-europeo-uso-prudente-antibioticos-2017.htmEste enlace se abrirá en una ventana nueva


Portal de Salud de Castilla y León. Ciudadanos. Farmacia y Medicamentos

https://www.saludcastillayleon.es/ciudadanos/es/farmacia-medicamentos/resistencia-antibioticos


ProgramaImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto