RECOMENDACIONES

PAUTA Y VÍA DE 
ADMINISTRACIÓN

- Personas que padecen procesos hepáticos crónicos o hepatitis B o C, aunque no tienen un mayor riesgo de infección, tienen un mayor riesgo de hepatitis A fulminante.

- Pacientes hemofílicos que reciben hemoderivados y pacientes candidatos a transplante de órganos.

- Familiares o cuidadores que tengan contacto directo con pacientes con hepatitis A.

- Personas con estilos de vida que conllevan un mayor riesgo de infección: Varones homosexuales que tengan contactos sexuales múltiples, y usuarios de drogas por vía parenteral.

- Sujetos con mayor riesgo ocupacional: cuidadores que tengan contacto directo con pacientes con hepatitis A, trabajadores implicados con frecuencia en situaciones de emergencia o catastróficas,...

- Personas con infección VIH.

- Viajeros que se desplazan a zonas de alta o moderada endemicidad de hepatitis A especialmente los nacidos a partir del año 1966 y si se desplazan a zonas rurales o lugares con condiciones higiénico-sanitarias deficientes.

Se recomienda la realización de marcadores previos de infección en aquellas personas que tienen una alta probabilidad de no tener inmunidad y siempre que se disponga del tiempo suficiente para realizar el estudio.

Dos dosis:


- Una dosis en cualquier momento y la segunda dosis de 6 a 18 meses después.


- La vacuna se administra por vía intramuscular en la región deltoidea.


[información sobre la Hepatitis A]Este enlace se abrirá en una ventana nueva