La Junta de Castilla y León inicia el 10 de diciembre, la vacunación de las mujeres embarazadas de la Comunidad frente a la tosferina.

La tosferina es una enfermedad infecciosa muy contagiosa que se trasmite por contacto directo con las secreciones respiratorias. Puede ser grave en los bebés que aún no han iniciado el calendario de vacunación infantil, mientras que por lo general cursa con carácter leve en los adultos. En toda España y en numerosos países de nuestro entorno existe un aumento de la incidencia de tosferina. En Castilla y León en los últimos meses se ha producido un incremento de casos en todas las edades, que en los niños menores de 3 meses ha hecho duplicarse la tasa de 2014.

Por este motivo, se ha decidido iniciar la vacunación dla madre durante la gestación con el objetivo de proteger a los recién nacidos mediante el paso de anticuerpos a través de la placenta, hasta que reciban  las primeras dosis del calendario de vacunación infantil (a partir de los 2 meses de edad). Por tanto, es fundamental que las dosis de vacuna en el lactante se administren en el momento oportuno.

El Programa va dirigido a todas las embarazadas residentes en Castilla y León (se estiman unas 17.500 al año). La vacuna se ofrece, de forma universal, voluntaria y gratuita, a todas las gestantes en cada embarazo, con independencia de su tipo de prestación sanitaria.  Se recomienda la administración de una  dosis de vacuna dTpa (difteria-tétanos-tosferina) vía intramuscular, en deltoides,  entre la semana 28 y 36 de la gestación (preferentemente entre la 28 y 32).

¿Dónde tienen que acudir para vacunarse?

  • Embarazadas con tarjeta sanitaria del sistema público: deberán acudir a su Centro de Salud, solicitando cita previa (principalmente serán las matronas de Atención Primaria quienes se encarguen de administrar la vacuna).
  • Embarazadas que estén hospitalizadas: podrán recibir la vacuna durante su estancia en el hospital.
  • Embarazadas con asistencia sanitaria exclusivamente privada: podrán acceder al centro de vacunaciónEste enlace se abrirá en una ventana nueva que les corresponda en función de la provincia y/o aseguradora.

La vacunación no es eficaz cuando se administra con menos de quince días de diferencia con el parto, por lo que se recomienda antes de la semana 36. Con el fin de facilitar el acceso prioritario de las embarazadas que ya han superado esa semana 36 de gestación, la Consejería de Sanidad ha diseñado un ‘catch up’ o re-captación entre el 10 y el 18 de diciembre, que tiene, como más inmediatas destinatarias, a aquellas embarazadas que se encuentran entre la semana 36 y 38. Asimismo, para atender a las mujeres que se encuentran entre la semana 28 y la 36, la Junta les recomienda que acudan, escalonadamente y también con cita previa, a la consulta de su matrona.