Portada2

A pesar de los importantes avances que se han producido en las últimas décadas y del acceso generalizado de la población gitana a los servicios sanitarios, de acuerdo a distintas investigaciones realizadas, existen aún carencias sanitarias y enfermedades que son mucho más frecuentes y redundantes en la población gitana: un alto porcentaje de niños crecen todavía sin las vacunaciones adecuadas, expuestos a algunas enfermedades ya prácticamente erradicadas en la población mayoritaria; en algunos casos se detecta una deficiente alimentación y nutrición; también se detecta un mayor nivel de accidentes o de lesiones involuntarias, tales como: quemaduras, caídas atropellos, fracturas, heridas, intoxicaciones, etc.; la salud es, por tanto, una prioridad y un reto.


La situación sanitaria de los gitanos, en clara desventaja con los estándares de salud de la sociedad mayoritaria, requiere la puesta en marcha de medidas y acciones positivas que compensen las desventajas que tiene esta minoría étnica. En este sentido, se considera a las personas gitanas como un grupo específico, cuya promoción de la salud requiere, dadas sus peculiaridades culturales y la situación de marginación de buena parte de la misma, un mayor conocimiento y coordinación, que debe ser impulsado de forma positiva invitando a la participación y cooperación de las distintas instituciones públicas y privadas, de modo que se favorezca el desarrollo de acciones globales, y se rentabilicen mejor los recursos disponibles.


Este documento es el resultado de los trabajos realizados por el "Grupo de Expertos/as sobre Salud y Comunidad Gitana" en el marco del convenio de colaboración entre el Ministerio de Sanidad y Consumo y la Fundación Secretariado General Gitano en el año 2004 y de las aportaciones realizadas en el seminario sobre "Equidad en Salud y Comunidad Gitana" que tuvo lugar en la sede del Ministerio el 11 de noviembre de 2004.

La Junta de Castilla y León sensible a las necesidades de salud de la Comunidad Gitana ha reeditado el documento para ponerlo a disposición de centros de salud,  centros de acción social. y hospitales.