La entrada en vigor el 9 de marzo de 2011 del Real Decreto 191/2011, de 18 de febrero sobre Registro General Sanitario de Empresas Alimentarias y Alimentos supone un cambio con respecto a la tramitación que se venía llevando a cabo al amparo de la normativa estatal anterior y el Decreto 131/1994 de 9 de junio, por el que se regulan las autorizaciones sanitarias de funcionamiento de las industrias, establecimientos y actividades alimentarias.

Todas las industrias, establecimientos y actividades alimentarias ubicadas en el territorio de Castilla y León deben estar registrados e inscritos en el Censo Sanitario de Alimentos de Castilla y León que pasará a denominarse en el futuro Registro de Actividades Alimentarias (RAAL).

Para proceder a este registro y de acuerdo con la actividad alimentaria de la empresa, los establecimientos alimentarios se pueden dividir:


1º.- ESTABLECIMIENTOS INCLUIDOS EN EL ARTÍCULO 4.2 DEL REGLAMENTO (CE) Nº 853/2004 DEL PARLAMENTO Y DEL CONSEJO, DE 29 DE ABRIL DE 2004. (VER ANEXO de establecimientos sometidos a ASF)


En este grupo se encuentran, en general, los establecimientos que realizan actividades relacionadas con productos de origen animal (carne, leche, productos de la pesca, huevos...) con excepción de la producción primaria, las operaciones de transporte, el almacenamiento de productos que no requieren para su conservación una temperatura controlada y las operaciones de venta al por menor (comercio minorista fundamentalmente).


Estos establecimientos deben contar con una Autorización Sanitaria de Funcionamiento según Decreto 131/1994, de 9 de junio, de la Junta de Castilla y León.


La Autorización Sanitaria de Funcionamiento se concede por Resolución de la Dirección General de Salud Pública previamente al inicio de la actividad alimentaria tras comprobar, mediante los controles sanitarios pertinentes, que el establecimiento cumple con los requisitos higiénicos y la normativa sanitaria que le sean de aplicación.


Se comprueban tres aspectos básicos, fundamentales en relación con la seguridad alimentaria:
   - La adecuación de las instalaciones, estructuras y equipos.
   - Los procesos relacionados con los alimentos que se llevan a cabo en el establecimiento.
   - El seguimiento de un sistema de autocontrol adecuado a la actividad y que permita al establecimiento la gestión de los riesgos sanitarios vinculados a su actividad alimentaria.


Estos establecimientos, empresas y actividades alimentarias, una vez autorizados, quedan inscritos de oficio en el RAAL y en el Registro General Sanitario de Empresas y Actividades Alimentarias (RGSEAA).

Los responsables de los establecimientos, empresas o actividades que posean A.S.F. NO deben solicitar Renovación de la Autorización Sanitaria ya que su vigencia es indefinida pero deben notificar cualquier modificación que se produzca en los datos registrales, por cambio de titular y/o domicilio industrial y/o social, ampliación y/o cese de actividades alimentarias, baja etc., ya que todas esas modificaciones deben ser objeto de autorización mediante Resolución.


Para facilitar la tramitación a los usuarios, se facilita el modelo de solicitud (descargable) así como la legislación aplicable.
Los documentos que deben acompañar a la solicitud son:
   o Plano de los locales y memoria en la que se haga constar la adecuación estructural a la normativa vigente, para las actividades que van a llevarse a cabo.
   o Memoria Técnica con descripción de la organización interna de la empresa, con la plantilla de la empresa y acreditación de su formación, relación y descripción de equipos y útiles y con la descripción de las actividades que van a llevarse a cabo.


Dependiendo del objeto de la solicitud podrá ser requerido por los Servicios Oficiales de Salud Pública dependientes de la Dirección General de Salud Pública de la Consejería de Sanidad, el sistema de autocontrol, escritura de constitución de la sociedad titular, declaración de no haber modificado estructuras y/o procesos, o cualquier otro documento de interés para la comprobación de datos referentes a la solicitud de A.S.F. presentada.


2º.- ESTABLECIMIENTOS O EMPRESAS NO INCLUIDOS EN EL ARTÍCULO 4.2 DEL REGLAMENTO (CE) Nº 853/2004.


Los responsables de todos los establecimientos o empresas alimentarias no incluidos en el apartado anterior deben presentar obligatoriamente una Comunicación Previa al inicio de su actividad. La presentación de la Comunicación Previa será la condición única y suficiente para la tramitación de la inscripción de las empresas y establecimientos en el RAAL  y para que simultáneamente se pueda iniciar su actividad, sin perjuicio de los controles que posteriormente puedan llevarse a cabo.


Los responsables del establecimiento o empresa alimentaria deben comunicar asimismo de forma obligatoria cualquier modificación de los datos aportados inicialmente en la Comunicación Previa o el cese definitivo de la actividad económica.


Los Servicios Oficiales de Salud Pública podrán realizar las visitas y controles oficiales necesarios para la comprobación de las actividades realizadas por el establecimiento y su correspondencia o no con las que aparecen en la Comunicación, así como verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria que le sea de aplicación.


Las Solicitudes de Autorización Sanitaria de Funcionamiento que han tenido entrada en el Servicio Territorial de Sanidad (con el impreso actual y hasta tanto no sea accesible a los ciudadanos el nuevo documento) se tramitarán en estos casos como Comunicaciones Previas.


En caso de duda, diríjase al Servicio Territorial de Sanidad y Bienestar Social de su provincia.

Las Comunicaciones Previas o Solicitudes de Autorización Sanitaria de Funcionamiento, según la actividad alimentaria, así como la modificación de los datos regístrales, junto con la documentación pertinente en su caso, se podrán presentar:
   o En los registros de los Servicios Territoriales de Sanidad y Bienestar Social correspondientes a la provincia donde se ubique el establecimiento, o bien:
   o En los registros de cualquier órgano administrativo de la Administración Central o Autonómica, así como de aquellas entidades de la Administración Local adheridas al Convenio Marco Ventanilla Única, en oficinas de Correos y en representación diplomática u Oficinas Consulares de España en el extranjero, de acuerdo con lo establecido en el apartado 4, del artículo 38 de la Ley 30/92, de 26 de noviembre, de Régimen Jurídico de las Administraciones Públicas y del Procedimiento Administrativo Común.


Tramitación electrónica:Este enlace se abrirá en una ventana nueva Acceso a la Sede Electrónica de la Junta de Castilla y León donde también podrán descargarse los  formularios  para imprimir