Los municipios/gestores de los abastecimientos deben tomar las medidas adecuadas y realizar los controles analíticos fijados en el R.D. 140/12003 con la finalidad de garantizar que el agua suministrada al consumidor es apta para el consumo humano.

Todas estas actividades tienen que venir recogidas en un Protocolo de Autocontrol y Gestión de los abastecimientos (PAG) a elaborar por ellos mismos y estar a disposición de la autoridad sanitaria.

La relación de plaguicidas a investigar por los ayuntamientos/gestores en el autocontrol del año vigente (Anexo 10.5 del Programa de Vigilancia Sanitaria de aguas de consumo humano en Castilla y León) son los siguientes:

ATRAZINA, SIMAZINA, AMETRINA, CLORTORULON, LINURON, TERBUTILAZINA, ALACLOR y
METHOLACLORO

Otros: El gestor deberá analizar otros plaguicidas no incluidos en esta relación teniendo en cuenta las actividades cercanas al abastecimiento.

Aquí se incluye un modelo de PAG con la información mínima necesaria.