Hasta el año 1976, fecha en la que el Hospital Nuestra Señora de Sonsoles comienza su andadura, el panorama sanitario de la provincia de Ávila era deficiente, al menos, en lo que a la provisión de camas de titularidad pública se refiere.

A finales de los años cuarenta comienza a funcionar la Residencia de la Seguridad Social en el mismo edificio donde se ubicaba el INP, con una capacidad de 12 camas quirúrgicas y un quirófano.

Hospital Nuestra Señora de SonsolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto En 1961 el Instituto Nacional de Previsión compra al Dr. Tejerina la clínica de su propiedad que estaba ubicada en lo que hoy es el Centro de Especialidades Periférico; se pretendía ampliar así la oferta de camas quirúrgicas y abrír camas de especialidades médicas que hasta ese momento se encontraban concertadas con el Hospital Provincial y con otros establecimientos privados. El 1 de junio de ese mismo año abriría sus puertas este establecimiento y no las cerraría hasta 16 años más tarde.

Diez años más tarde se vuelve a poner de manifiesto la insuficiente oferta sanitaria existente en la provincia. A treinta y uno de diciembre de 1972, la población protegida por la Seguridad Social ascendía a 135.227 beneficiarios, esto es, un sesenta y ocho por ciento sobre el total del censo (198.510 habitantes) de nuestra provincia.

Hospital Nuestra Señora de SonsolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Por otra parte, el ratio cama/1.000 beneficiarios propuesto por el Seguro Obligatorio de Enfermedad era, como mínimo, de 3. Esto suponía que la provincia de Ávila debía contar con, al menos, cuatrocientas camas del sistema público; sin embargo, la realidad era muy distinta, ya que el número de camas de las que se disponía era de cincuenta y cinco.


Para poder atender la demanda de hospitalización, la Seguridad Social contaba con el apoyo,  mediante concierto,  de los siguientes establecimientos sanitarios públicos  y privados, además de las mencionadas camas de la Residencia:

    • Hospital Provincial

    • Clínica Santa Teresa

    • Policlínica San Antonio

    • Clínica del Doctor Suárez Bajo

    • Centro de Rehabilitación del Doctor Madrigal.


Prueba patente de la insuficiencia de camas de titularidad pública son los ajustados índices de actividad de la Residencia en el año 1972:

    • Número de ingresos: 2.183

    • Número de estancias: 19.379

    • Porcentaje de ocupación: 96,5%

    • Promedio diario de camas ocupadas: 52,95


Esta situación límite ya había sido puesta de manifiesto por la Delegación Provincial del I.N.P. a su Delegación General, hecho que dio lugar al nacimiento de la idea de construir un hospital que fuera capaz de absorber la demanda de camas que, hasta ese momento, se estaba prestando de forma dispersa y desigual.

Así, el 20 de septiembre de 1972, por acuerdo de la Comisión Permanente del Consejo de Administración del I.N.P., se materializa la adquisición de una parcela para la construcción de la nueva Residencia Sanitaria situada en las Hervencias Altas,  en el Km. 109 de la carretera de Villacastín-Vigo, en el extremo del término municipal de Ávila, lindante con el término municipal de Vicolozano y a 1.500 metros del centro urbano de Ávila. La superficie de la misma era de 50.000 metros cuadrados y fue adquirida a los hermanos Zabala Castillo por el precio de nueve millones de pesetas.

En julio de 1973, el arquitecto del I.N.P. don Francisco Javier Aguilar Borras redacta el proyecto en el que se preveía la construcción de un edificio similar al actual, pero con dos plantas menos; debía albergar como mínimo trescientas camas, ocho consultas externas y una central de rehabilitación.

El 1 de diciembre del mismo año, la Delegación General del I.N.P. envía a la Comisión Central de Coordinación Hospitalaria el mencionado proyecto; diez días después el Secretario del Consejo del I.N.P., don Isidro Martín de Nicolás, informa al Director Provincial del I.N.P., don José Luis Urquijo y Urquijo, sobre los acuerdos adoptados en el seno de la Comisión Permanente del Consejo de Administración del I.N.P. y que fueron los siguientes:

    1. Aprobar el proyecto redactado por el arquitecto sr. Aguilar Borras.

    2. Habilitación del crédito correspondiente para financiar la totalidad del proyecto, que ascendía a 481.958.506 pesetas.

    3. Facultar al Consejo Provincial de I.N.P. de Ávila para la convocatoria del correspondiente concurso público, adjudicación de la obra y vigilancia y recepción de la misma.


El 18 de enero de 1974 el Director Provincial del I.N.P. envía al Presidente de la Comisión Provincial de Coordinación Hospitalaria y Gobernador Civil, don Ramón de la Riva, la documentación pertinente para que dictamine la autorización del proyecto de construcción de la Residencia Sanitaria. El cargo de Secretario de la citada Comisión Provincial lo ostentaba don Juan Fernando Martínez Navarro, que era a la sazón Jefe Provincial de Sanidad.

Al día siguiente se reúne la Comisión Provincial e "informa favorablemente y por unanimidad de los asistentes se aprueba la construcción del centro hospitalario, el cual deberá funcionar en régimen de jerarquización del personal asistencial, significando a la superioridad la urgencia de dichas obras".

En febrero se convoca el correspondiente concurso público, finalizando el plazo de presentación de ofertas el día 31 de marzo. El 5 de abril se procede, por parte de la mesa del concurso, a la apertura de los pliegos presentados por HUARTE Y COMPAÑÍA, S.A., ENTRECANALES Y TAVORA, S.A. y LAING IBÉRICA, S.A., adjudicándose provisionalmente a esta última diez días más tarde.

Inauguración Hospital Nuestra Señora de SonsolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Como quiera que la adjudicación definitiva era competencia del Consejo Provincial del I.N.P., este  órgano se reúne en pleno el 29 de abril y ratifica de forma definitiva la adjudicación propuesta por la mesa del concurso, por un importe definitivo de 420.533.580 pesetas y en un plazo de ejecución de 16 meses. El día 7 de junio se procede a la firma del contrato y dos semanas más tarde, el 21 de junio, comienzan las obras. Las personas que componían el Consejo Provincial eran las siguientes:

    • Presidente: don Juan Gómez Málaga

    • Vicepresidente: don Bautista Cardalliaguet Quirant

    • Vocales: don Juan Santiago Calvo Martín, don Fernando José Jiménez Prieto, don Julián Gil de la Iglesia, don Marceliano Jiménez García,  don Emiliano Iglesias Arribas, don Juan Antonio Palacios Mesón, don Darío Benito García, don José Jiménez Prieto, don Leocadio Robles Hernández, don Prilidiano Jiménez Rodríguez, don José Sanz Miranda, don Ricardo Álvarez Santos, don Jesús Losáñez Jiménez, don Pedro Pablo Nieto Jiménez, doña María del Carmen García García, don Daniel de Fernando Alonso, don Emilio Blázquez Bestard, don Antonio Segovia de Arana, don José Luis Urquijo y Urquijo, don Félix Lanciego Alonso, don Mateo Martín Velasco, don Jesús Grande Aparicio y don Emilio Olmedo Cano.

    • Secretario: don Luis Heras Díaz


A esta sesión asistió, en calidad de Asesor Técnico, el Jefe del Departamento de Secretaría Técnica de la Delegación don Mariano Martín Lozano.


Del ritmo de las obras da fe la nota enviada por la Delegación Provincial del I.N.P. a la Inspección General de Servicios, el 29 de octubre de 1974,  en la que se pone de manifiesto que la estructura ha alcanzado la planta sexta de las ocho que debía constar. Catorce meses más tarde, el 20 de diciembre de 1975, se lleva a cabo la recepción provisional de las obras del edificio, así como las de la lavandería, central térmica, centro de transformación y urbanización; como quiera que se observaron algunas deficiencias, se concedió un plazo de dos meses para la subsanación de las mismas para, una vez corregidas las deficiencias detectadas, proceder a la recepción definitiva de las obras, que se hizo efectiva el 20 de febrero de 1976.
Inauguración Hospital Nuestra Señora de SonsolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto

La incorporación del personal a la nueva residencia, se fue haciendo paulatinamente: el 21 de abril de 1975, estando ésta aún en fase de construcción, el Director Provincial del I.N.P. solicitó al Servicio de Instituciones Sanitarias la fijación de la plantilla de los diversos colectivos con la que debía contar el nuevo hospital. La plantilla definitiva constaba de 66 médicos, 319 sanitarios y 194 personas que integraban la plantilla de personal no sanitario.

Inauguración Hospital Nuestra Señora de SonsolesImagen en alta resolución. Este enlace se abrirá mediante lightbox, puede haber un cambio de contexto Durante el año 1975 se llevaron a efecto las convocatorias de las plazas de personal facultativo y personal no sanitario: en diciembre se incorporaron los jefes de servicio y sección facultativos (Ana de Carlos, Alberto Dorrego, Manuel Martín Marcos, Faustino Cermeño, etc.), pasando a formar parte de la plantilla el resto de los médicos en diciembre de 1976 (Mario Pérez, ...); ya en abril de dicho año comenzó la incorporación del personal no sanitario, proceso que no finalizaría hasta enero de 1977.


Por fin,  el 8 de febrero de 1977, ingresó el primer paciente en el Servicio de Medicina Interna (el primer turno de guardia lo formaron Constantino Benito, Feliciano Blázquez, Javier Hernández y J. Ignacio González de Vega) y es en ese preciso momento cuando podemos considerar que acababa de nacer el Hospital que tanto necesitába la provincia de Ávila.

La tipología del edificio, construido en 1977, es de torre y podium. Tiene 8 plantas de altura, cinco en la torre dedicadas a Servicios Médicos, más una planta sótano para Servicios básicos e instalaciones.

Hospital Nuestra Señora de Sonsoles vista actual Para paliar las necesidades sanitarias que surgen con el paso del tiempo se definió un Plan Director dividido en tres fases.  El objetivo final era la reforma, modernización y ampliación de todas de las áreas e instalaciones.

Teniendo en cuenta el tiempo existente entre el inicio del Plan Director y sus distintas fases es necesario  que cada una de ellas vaya incluyendo la reordenación de los espacios y las modificaciones necesarias  para clarificar circulaciones, así como la adecuación a las normativas vigentes en cada momento.

Las fases fueron las siguientes:

  • 1ª fase año 1990: la reforma afectó al Área de Consultas Externas, Admisión y Atención al Paciente,  Cafeterías de Público y de Personal, Servicio de Urgencias, Hospital de Día, Laboratorio de Anatomía Patológica, Radiodiagnóstico, Farmacia, Archivo y Unidad de Hospitalización 8ª Derecha con una ampliación de 5.196 m2 y una superficie total de obra de 8.330 m2.

  • 2ª fase año 1993: afectó a la Planta 4ª, Unidad de Hospitalización 3ª Izquierda, U.C.I., Paritorios, Laboratorio de Análisis Clínicos, Unidad de Diálisis, Administración, Biblioteca, Talleres y Aparcamiento y zonas verdes con una ampliación de 1.843 m2.

  • 3ª fase año 1998. Esta fase de obras está orientada a la renovación interior del centro: instalaciones,  reforma de áreas de hospitalización y área quirúrgica, no suponiendo ampliación de espacios ni camas.  Zonas afectadas:  cocina, planta 2ª Izquierda (pruebas especiales), 3ª, 4ª, 5ª,6ª,7ª y 8ª de  hospitalización,  área quirúrgica de obstetricia y zona de residencia del personal de guardia.