Se creó a finales del siglo XV. El emplazamiento del edificio se encuentra muy cerca de la casa natal de Santa Teresa de Jesús: el huerto del actual convento de los carmelitas es solar del antiguo hospital. Era conocido también con el nombre de Hospital de las Cadenas.

Fue fundado por el deán de la Catedral D. Pedro López de Calatayud, dándosele desde el primer momento una finalidad hospitalaria, destinada al servicio de enfermos y de niños expósitos. La bula fundacional del Papa Julio II llama a este centro "Hospital de los Pobres, que han de ser tratados con benignidad y deberán ser curados, ayudándoles en todo lo necesario".

Este hospital tenía capacidad para 15 personas, número escaso que se debía  a que su fundador "prefería atender con exquisitez a pocos enfermos más que admitir a muchos, teniendo que disminuir los cuidados" Asimismo, el fundador determina con gran meticulosidad la ropa que se ha de dar a cada enfermo: camisa, caperuza, pantuflos, etc.; deberá visitarle,  tan pronto como ingrese cada enfermo, el Sr. Capellán; determina, como norma general, que el hospital cuente con un enfermero y una enfermera, debiendo atender cada uno de ellos a seis enfermos: a varones el enfermero y a mujeres la enfermera.

En mayo de 1792 el Hospital de Santa Escolástica perdió su independencia y pasó a formar parte del Hospital General de Ávila.

Hospital de Santa Escolástica